Buenos motivos para dormir en pareja

  • Dormir en buena compañía es siempre algo que resulta agradable. Estar al lado de esa persona que amamos nos ayuda a sentirnos mucho mejor, a veces sin la necesidad de que él hable, su sola presencia basta.

    Compartir:

    Diferentes expertos, entre los que figuran especialistas en relaciones personales y en psicología, llegaron a la conclusión de que verdaderamente es bueno dormir con alguien. Uno dirá, «Claro, para esas épocas de frío…»; pero no sólo por eso, resulta que también hay otras razones por las cuales compartir cama resulta provechoso. Veamos entonces cinco motivos por lo que es bueno dormir en pareja.

    Refuerza el sentimiento de autoestima

    ¿Qué tal? De acuerdo con Carmen Sánchez, psicóloga clínica y codirectora del Instituto de Sexología de Barcelona, dormir con alguien ayuda a aceptarse a uno mismo tal como es. Aunque todavía no existe un manual para contestar correctamente a la pregunta, «¿Cómo me veo con este vestido, amor?».

    «Dormir en pareja es una técnica adecuada que permite aprender a sentirnos cómodos con nosotros mismos. Una persona que duerme en pareja tiene una mejor aceptación de su cuerpo, porque no le importa exhibirlo en la intimidad ante su pareja o incluso ante el espejo».

    Mejora la vida íntima

    Ésta debería ser incluida casi por default, aunque es cierto que no todas las parejas tienen una vida íntima «adecuada». Lo cierto es que esto resulta relativo, ya que no tiene que ser como las películas. Pero mejor que sea la misma doctora Sánchez quien nos explique. «Las probabilidades de que los roces y las caricias casuales se tornen en sensuales son bastante altas. Si está pasando por una etapa de baja sexualidad, quizá ésta sea una buena manera de mejorarlo y recuperar la salud sexual gracias a estas relaciones no programadas».

    Favorece la pérdida de peso

    ¿Ya ven cómo no iba uno a querer salirse del cuarto? Otra especialista que responde al nombre de Isabel Fernández, ginecóloga de la Clínica Go&Fer, dice que el estar en paz junto a una pareja ayuda a sentirnos más relajados y entonces, no vamos a tener la necesidad de andar buscando comida únicamente para «desestresarnos».

    «Si tenemos estrés, los niveles de cortisol aumentan y, como consecuencia, se genera una sensación de hambre continua que, por lo general, acaba llevándonos al refrigerador para saciarla. Además, ocurre que cuando dormimos con pareja, disminuyen los niveles de cortisol, lo que hace que se reduzca el estrés y el apetito. Así que, en última instancia, favorece la pérdida de peso por ausencia de la sensación de hambre», indica.

    Facilita un sueño reparador e influye en la memoria

    ¿Quieres dormir como tronco y tener memoria de elefante? Bueno, pues esta podría ser una buena solución: resulta que de acuerdo al Instituto de Estudios del Sueño de Los Ángeles, dormir con alguien puede ayudar a nivelar tu temperatura corporal para que descanses mejor.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: