Anafrosidia: Cuando no se disfruta del sexo

  • Muchas mujeres no se animan a contar, pero este es un trastorno muy común: la ausencia del deseo.

    Compartir:

    La anafrodisia también es conocida como la  anorexia sexual y se caracteriza por la ausencia del deses y  la incapacidad de llegar a orgasmos. En algunos casos, incluso se relaciona con el dolor al mantener relaciones sexuales.

    «Las causas de esta carencia de libido sexual o deseo sexual inhibido pueden ser tanto físicas como psicológicas y fundamentalmente se basan en el miedo al rechazo por parte de la pareja, tener un baja autoestima y sentir que tenemos nulo atractivo físico, dificultad para manifestar los deseos sexuales o negación del propio placer e incluso del amor», según una publicación de Muy Interesante.
    «Las personas que sufren este trastorno rechazarán siempre que les sea posible la posibilidad de mantener relaciones sexuales y si las llevan a cabo, no las disfrutan. Al bloquearse el apetito sexual, la frecuencia de relaciones se reduce considerablemente e incluso llega a desaparecer», añade.

    Según algunos especialistas, es importante recurrir a ayudas psicológicas para tratar la anafrosidia, pero sobre todo es cuidar la alimentación, ya que las causas muchas veces son hormonales. Para mantener el buen ánimo y combatir el estrés, se debe aumentar la tasa de endorfinas, de serotonina y de neurotransmisores en el organismo, comiendo cacao. El cuerpo y la mente se encontrarán en mejor disposición. Otros  alimentos recomendados: jenjibre, perejil, anís estrellado, etc.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: