Vitaminas y minerales que tus hijos necesitan

  • Labios agrietados, erupciones rojas en la piel, entre otros síntomas revelan las deficiencias nutricionales que tienen los niños.

    Compartir:

    Para que los niños crezcan de manera adecuada es necesario que reciban aportes de vitaminas y minerales entre otros nutrientes, que son necesarios para tener un buen desarrollo y una buena salud.

    Foto: La Mente es Maravillosa

    Por más que las madres se esfuerzan por brindar los mejores alimentos a sus hijos, muchas veces los niños se rehúsan a comer algunas comidas y eso puede provocar que tengan deficiencias nutricionales.

    Prestá atención a estas alertas y consultá con el pediatra antes de administrar cualquier medicamento a tus hijos:

    Piel pálida

    Este es un síntoma evidente de la falta de vitaminas en el organismo. Vas a darte cuenta si la tonalidad de su piel no luce como siempre. No presenta rubor natural en las mejillas, puede tener ojeras y tez apagada.

    Esto se puede dar a la falta de vitamina B12. Podemos notar en aquellos niños que no consumen carne, y cuyas proteínas de origen animal no son sustituidas en la cantidad necesaria por proteínas vegetales.

    La vitamina B12 se puede encontrar en suplementos que deben ser recetados por un pediatra. Además, podés encontrarlo en alimentos como el higado vacuno, el pescado, carne, pollo, huevos, leche y otros productos lácteos.

    Comisuras de la boca con grietas

    Estos son parecidos a los signos de la deshidratación. Este síntoma suele ser muy notorio. Esto denota que a tu hijo le falta algún elemento de las vitaminas del grupo B. Esta vitamina reduce los riesgos de sufrir un ataque cardíaco o enfermedades cardiovasculares. También es muy benéfica para la piel.

    Esta vitamina la podés encontrar de manera natural en productos lácteos como la leche, el yogur, el queso, salvado de arroz y trigo, hígado, pescados como el atún y el pollo.

    Erupciones rojas en la piel

    La deficiencia responsable de estos efectos es el zinc. También puede presentarse problemas para cicatrizar heridas, piel constantemente reseca, erupciones frecuentes, manchas rojas en la piel y hematomas grandes ante cualquier golpe.

    Son muchos los alimentos que contienen zinc, como lo es la carne de cerdo, el chocolate negro, arroz integral, huevo, carne vacuna y semillas de calabaza.

    Cosquilleo en manos y pies

    Este es un síntoma que debes prestar atención porque indican la falta de vitaminas del grupo B.

    Este grupo de nutrientes son clave en la firmeza de los músculos, especialmente la vitamina B12.

    Los alimentos que ayudan a evitar esta deficiencia y por ende aumentar el rendimiento escolar de los niños son las levaduras, legumbres, cereales integrales, avena, maíz y frutos secos.

    Problemas en la visión

    Otra vitamina especial en el organismo de grandes y chicos es la vitamina A. La falta de la misma puede ser tratada con suplementos vitamínicos. A la vez, puede encontrarse de manera natural en la leche, la manteca y el queso.

    También existen verduras con un contenido adecuado de vitamina A, por ejemplo: la zanahoria, el brócoli, el camote, la col y las espinacas. De igual manera está presente en frutas como el melón, el mango y el chabacano o albaricoque.

    Falta de concentración

    Si has notado que tu pequeño tiene dificultades para concentrarse en tareas simples, está ansioso y/o tiene trastornos del sueño, es probable que tenga una deficiencia de vitamina D.

    Debes asegurarte de que tu hijo o hija no tenga una sensación de frío o de congelamiento en manos y pies. Igual puede presentar dolor en los huesos ante el contacto.

    Y sí, existen alimentos que contienen la vitamina D necesaria. Entre ellos está la sardina, el atún y el salmón. También otros como la yema de huevo, leche y mantequilla.

    Cansancio

    Los niños se caracterizan por tener mayor energía que las personas adultas. Por lo tanto, la fatiga y el agotamiento pueden ser síntomas de que algo hace falta en su organismo.

    Si observas que tu pequeño duerme suficientes horas, pero aún así está somnoliento, o bien se cansa con facilidad, es quizá porque tenga una deficiencia de vitamina E.

    Podemos encontrar vitamina E en alimentos como los aceites vegetales de maíz, germen de trigo, girasol, cártamo y soja.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: