Ser optimista reduce el riesgo de infarto

  • Un equipo de científicos del departamento de Psicología de las universidades de Michigan y Harvard (EEUU) ha concluido que tener un alto nivel de optimismo en la vida aumenta la esperanza de vida en los pacientes de 50 años o más con enfermedades relacionadas con el corazón.

    Compartir:

    Ver la vida desde un prisma positivo no solo nos hace ser más felices y apreciar mejor las cosas que tenemos, sino que también nos hace estar más sanos, según una publicación de la revista Muy Interesante.

    El estudio, publicado en la revista Circulation : Heart Failure, se basó en el análisis de 6.808 adultos de mediana edad. Examinaron sus antecedentes, historial médico, así como datos psicológicos. El seguimiento de los participantes se produjo durante un período de 4 años; tras este período, los investigadores descubrieron que las personas con mayores niveles de optimismo tenían un 73% menos de riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca, en comparación con los que se mostraron con una actitud más pesimista.

    Los expertos creen que no ver el vaso medio lleno provoca que las personas adopten estilos de vida más saludables, como seguir una dieta equilibrada, hacer más ejercicio y gestionar de una forma más eficiente el estrés del día a día, circunstancias que a todas luces ayudan a estar más sanos, por dentro y por fuera.

     

    Aquí, 5 alimentos que ayudan a mejorar el buen humor:

    Cereales con leche
    La vitamina B1 o tiamina, conocida como la vitamina del ánimo, está presente en los cereales integrales y los lácteos. Es necesaria para que el cerebro produzca un neurotransmisor cerebral llamado serotoina y relacionado con el estado de ánimo. De ahí que un tazón de leche con cereales y frutos secos nos ponga de muy buen humor.

     


    Arándanos y salmón
    Los arándanos, las fresas, el te, las nueces y el salmón ejercen un efecto positivo en nuestro estado de ánimo. ¿Pero qué tienen en común? Según ha demostrado recientemente Karina Martinez-Mayorga, investigadora de la Universidad Autónoma de México, todos contienen componentes del sabor estructuralmente muy similares al ácido valproico, un medicamento antiepiléptico que también se usa también para suavizar los cambios de humor de personas con trastornos maníaco depresivos y trastorno bipolar.

    Helado de chocolate
    Según un estudio del Centro Médico de la Universidad de Maryland, tanto el chocolate como los helados contienen triptófano, un aminoácido que nos calma y reduce la agresividad, aumentando la producción de serotonina, también conocida como la hormona del bienestar.

    Frutas y verduras
    Según un estudio dado a conocer en la revista Journal of Health Psychology, los días en que comemos más frutas y verduras nos sentimos más relajados, más felices y más energéticos que los días que ingerimos menos cantidades. El estudio indica que la gente joven necesita comer entre 7 y 8 servicios de estos alimentos al día -cada dosis sería media taza o el tamaño que cabe en la palma de tu mano». Boonie Ahite, coautora del trabajo, asegura que un modo sencillo de hacerlo es que la mitad de cada plato principal contenga verduras y que en las comidas de media mañana o media tarde tomemos una pieza de fruta entera, por ejemplo una manzana.

    Ensalada de algas marinas
    Las algas marinas son ricas en iodina, un nutriente esencial del organismo que se requiere para el funcionamiento del tiroides y cuyo déficit causa cansancio y depresión.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: