Día Mundial de la Alimentación: 5 tips para comer bien

  • Cada 16 de octubre celebramos el Día Mundial de la Alimentación, fecha estipulada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO.

    Compartir:

    Este día es genial para reflexionar sobre los graves problemas de alimentación que existen en el mundo, la importancia de que seamos solidarios con las personas que no tienen qué comer y lo urgente que es luchar por dar herramientas necesarias a nuestros campesinos agricultores.

    Foto: diariodesevilla.com

    En Ella buscamos estas cinco formas para tener una alimentación balanceada y equilibrada.

    Buscá comida acorde a tu edad y tipo de organismo. No es lo mismo alimentar a un bebé recién nacido que a un niño en desarrollo o a un adulto mayor, por eso debes aprender a comer de acuerdo a tu edad y a las características de tu organismo. Basá tu alimentación en alimentos naturales y evitá el consumo de productos ultraprocesados en el día a día, con excesiva cantidad de grasas, azúcar y sal.

    Comenzá el día con un buen desayuno y no te saltees comidas. Tras varias horas sin comer durante la noche, el desayuno proporciona la energía y los nutrientes para hacer frente al día y además, nos ayuda a tener un buen peso y a mejorar nuestro rendimiento físico y mental.

    Cocinar nuestros propios alimentos hace bien. Descubrí el gusto por la cocina y que sea una actividad compartida. Aunque la mayoría de la gente tiene mucho menos tiempo para cocinar, es recomendable un espacio para hacerlo: cuando cocinamos en casa podemos elegir con libertad los ingredientes y las formas de cocción, así como agregar menos sal y azúcar.

    Dos horas de actividad física por semana y disminuí el tiempo que estás sentado. El movimiento y la práctica regular de la actividad física aporta beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales que contribuyen a prolongar y a mejorar la calidad de nuestras vidas.

    Preferí siempre el agua a otras bebidas. Limitá las gaseosas, los jugos artificiales y las aguas saborizadas. Incluí el pescado al menos una vez a la semana y disminuí el consumo de carnes procesadas, como fiambres y embutidos.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: