Sepa cómo conservar los alimentos y evitar intoxicaciones

  • La comida preparada y guardada para lo noche o al día siguiente, podría resultar peligroso para la salud en la época de verano. El Ministerio de Salud advierte que si los alimentos no se conservan de manera adecuada, se podrían presentar cuadros de intoxicación.

    Compartir:

    Durante la época de calor, hay que poner especial cuidado en la conservación y preservación de los alimentos. Se deben adoptar las medidas higiénicas adecuadas para evitar que se deterioren las propiedades de los alimentos y así evitar intoxicaciones posteriores.

    Los problemas estomacales se desarrollan luego de consumir alimentos o beber agua que contienen contaminantes peligrosos para la salud, presentándose síntomas como diarrea y/o vómitos unas horas o inclusive días después de la ingesta de los mismos, menciona el Ministerio de Salud.

    Algunas recomendaciones que menciona la cartera sanitaria son las siguientes:

    Lavado frecuente de manos

    Las manos deben lavarse con agua y jabón todas las veces que sea necesario, especialmente antes de comer, de cocinar, después de ir al bañ, manipular alimentos crudos (carnes y verduras), y al volver de la calle.

    -Separar los alimentos crudos de los cocidos

    Para evitar la contaminación cruzada no se deben cortar en la misma tabla y con los mismos cubiertos los alimentos crudos y los cocidos.

    – El consumo de agua potable debe ser constante

    Usar siempre agua potable para el consumo y para lavar las frutas, verduras, utensilios de cocina y cubiertos. Si no se dispone de agua potable, se debe tratar el agua agregando 2 gotas de lavandina por litro y esperando 1/2 hora antes de usarla. Otra opción es hervirla por un lapso de 3 minutos.

    – Cocinar bien los alimentos y refrigerarlos correctamente

    Cocinar completamente los alimentos crudos, especialmente las carnes, pollo, huevos y pescado.

    Conservar la comida a temperaturas bien frías. Cuando los alimentos cocidos se enfrían a la temperatura ambiente, los microbios empiezan a multiplicarse, y cuanto más tiempo pasa, mayor es el riesgo. Si no hay heladera, lo mejor es preparar sólo la cantidad que se va a consumir y no guardar sobras.

    En caso de tener que descongelar, hacerlo dentro de la heladera y nunca volver a congelar un alimento descongelado.

    Un punto importante a tener en cuenta es la conservación de los alimentos durante los viajes o paseos. El traslado de los mismos debe hacerse en una conservadora portátil; también deben estar protegidos del sol. Si esto no fuera posible, es conveniente optar por aquellos alimentos que soportan mejor las condiciones de temperatura ambiente como los enlatados, frutas o desecados en vez de lácteos, aderezos/salsas caseros, o sándwiches

    Los alimentos deben comprarse en lugares seguros (evitar los de dudosa procedencia, los que se venden en puestos ambulantes, expuestos a elevadas temperaturas o sin las debidas etiquetas), y controlar las fechas de vencimiento.

     

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: