Lucí más joven con sólo descansar

  • Dormir bien mejora nuestro atractivo y nos hace parecer más jóvenes

    Compartir:

     

    Un estudio científico demuestra por primera vez el efecto que tiene la apnea del sueño en el aspecto exterior de una persona.

    Y es que roncar, tener sobrepeso y sentirse agotado durante el día influyen para desarrollar apnea del sueño, un trastorno muy común que impide disfrutar de un sueño reparador durante la noche.

    Quien lo padece se queda sin respirar durante segundos de forma continuada mientras duerme. Las pausas pueden durar varios segundos, se producen de forma involuntaria y son las que impiden conciliar un sueño profundo. Se sabe que las personas con este problema, además de estar más cansadas, tienen un mayor riesgo cardiovascular. Por eso, se les recomienda dormir con una mascarilla que libera una corriente constante de aire de baja presión llamada CPAP.

    Este tratamiento consigue que duerman mejor, reduzcan su riesgo cardiovascular y también que estén más atractivos. No es solo una mejoría superficial como la que podría tener cualquier persona después de dormir bien una noche, sino cambios más profundos. Esta mejoría externa se ha documentado por primera vez en un estudio científico que demuestra cómo la terapia con este tipo de mascarillas consigue mejorar el aspecto exterior. Tras un tratamiento continuado de unos pocos meses, el rostro rejuvenecía, parecía más atractivo. Los usuarios de la mascarilla tenían menos enrojecimiento e hinchazón de la frente, aunque no consiguieron mejorar ni las ojeras ni las bolsas bajo los ojos.

    Los resultados de esta investigación con 20 pacientes de mediana edad se publican en la revista «Journal of Clinical Sleep Medicine».

    Fuente: www.abc.es

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: