Artista paraguaya expone en Louvre

  • El día para Regina se queda corto, su creación artística, su interés por la investigación la llevan a explorar otros campos que contribuyen a su formación y a su estilo personal.

    Compartir:

     

     Por Nathy Presentado

    nathalia-presentad@sd.com.py

     

    Regina Ayala Hornung Nunes es una artista plástica con una sólida carrera.

    Su última exposición será en el Louvre, el museo nacional de Francia , considerado uno de los más importantes del mundo y que se convertirá en su primera exposición en Europa, un logro bien merecido para nuestra compatriota que ya expuso en otros países como Canadá, y otras obras que se encuentran con un galerista en Nuevo México – EE.UU.

    Ella charló con Regina para descubrir sus sueños, anhelos y desvelar su pasión en este tumultuoso mundo de las artes.

    Nuestra compatriota, quien vive en Río de Janeiro, contó que su ida al vecino país se dio tras una recomendación de Lotte Schultz, para agendar una posible exposición en el Museo Nacional de Bellas Artes. Sin embargo, debido a cambios en la dirección y restauración del Museo no se pudo concretar. Eso le permitió conocer a Jabim, quien luego se convertiría en su compañero de vida.

    Además de pintar, Regina se dedica a ayudar a su esposo en la estructura y selección de materiales  las clases que da en escuelas públicas de Río y trabaja dentro de su hogar como web-designer.

    Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    Desde joven tuvo contacto con el arte gracias a una buena formación en el colegio. Dentro de su familia casi todos son artistas, diseñadores gráficos, publicitarios, arquitectos, escultores, músicos, artesanos; de alguna u otra manera siempre estuvo ligada al mundo del arte. «Luego cuando abrí una galería de arte étnico y contemporáneo con mi hermano, mi entusiasmo creció mucho más», comenta.

    Participando de circuitos culturales y visitando varios atelieres de escultores, ceramistas y pintores,  corroboró que lo suyo era la pintura. A partir de ese momento, comenzó a investigar y a experimentar esos conocimientos técnicos y aplicarlos en sus primeras obras.

    «Soy pintora, autodidacta, en busca de más conocimientos específicos de pintura, por lo cual pase a visitar el atelier de la artista plástica argentina Mónica Delssin, donde recibí clases básicas de técnicas en pintura y nociones de cromática. Después de eso y hasta ahora, me baso en libros y técnicas usadas por grandes pintores», cuenta.

    Se siente identificada con Hernán Miranda. Y con el paso del tiempo fue conociendo a Rembrandt, Strozzi, Vermeer, Renoir, y a los maestros de hoy en día a los que considera de gran valor, como Roberto Bernardi, Peter Wagemans, Dario Garguez y Emanuel Descanio.

    Junto a su esposo hace una selección de cerámicas, elementos con plumas y tejidos de su propia biblioteca particular. Allí, acumulan libros de artes en cerámicas pre-colombinas, cerámicas de los aborigenes de la Argentina, arte plumaria del Amazonas, entre otros.

    Mis pinturas son a base de tintas óleo sobre tela, lo prefiero porque es un material que da mayor lugar a los detalles, comenta Regina. Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    Mis pinturas son a base de tintas óleo sobre tela, lo prefiero porque es un material que da mayor lugar a los detalles, comenta Regina. Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    En sus obras, trata de obtener el color original de cada cerámica, tejido, etc. No acostumbra a trabajar en blanco y negro, ya que prefiere utilizar una gama de colores.

    Sus obras se basan en los objetos que realizan o realizaron en la antigüedad los indígenas, tallas zoomorfas, cerámicas, coronas de plumas, bolsas, instrumentos musicales, de caza, tejidos, entre otros.

    Regina, de 48 años, expone por primera vez en uno de los museos más importantes del mundo. Estar en el Louvre representa para la paraguaya un gran desafío y un enorme estímulo, además de ser una gran responsabilidad. «Nunca pensé en tener mis obras en una de las salas del Museo de Louvre, una de las mayores y más famosas del mundo. Es el espacio donde se puede admirar a la Mona Lisa de Da Vinci, a Venus de Milo y otras numerosas obras primas de grandes artistas y genios de la pintura», expresa.

    Expondrá dos obras de 60 x 80 cm, Resquicio de uma fornalha II y Resquicio de uma fornalha IV (Restos de una horneada II y IV respectivamente). Son cuadros con cerámicas utilitarias, todas de origen guaraní, objetos shamánicos de los nivaclé y tejido de los ayoreos.

    Antes de que la artista fuera  a vivir a Brasil, ya se había presentado en varias exposiciones individuales y colectivas en nuestro país. Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    Antes de que la artista fuera  a vivir a Brasil, ya se había presentado en varias exposiciones individuales y colectivas en nuestro país. Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    «Para mí, las exposiciones más importantes fueron en el Museo Nacional de Bellas Artes en el año 2003, una exposición individual en septiembre y otra colectiva en noviembre. Así también, como lo fueron mis últimas exposiciones colectivas en la Galería Viejo Galpón en noviembre y en el Proa Café en diciembre del mismo año», cuenta.

    ¿Qué sentís cuando tu obra está terminada y lista para ser expuesta?

    Es la sensación más importante en el aspecto artístico, facilitando una obra de los mensajes y los significados estéticos. Concluir una obra, es llevar a la imaginación y traducir en la pintura todo aquello que nuestra creación puede dar.

    Según el crítico de arte brasileiño Frederico Morais crear arte es como ver el mundo por primera vez. Es buscar el origen, el gesto que lo creo. Es re-aprender cada cosa, cada objeto, y dar nuevos significados a las cosas existentes, es re-inventar, es re-construir.

    1400393_10201549655221768_3343177923578157376_o

    Invitaciones personalizadas para asistir a la exposición de arte en el Museo Louvre.

    ¿De qué modo se dio ese vuelco al rescate cultural de las etnias nativas?

    En el 2001, cuando abrí una galería de artes indígenas y contemporáneas con mi hermano, aprovechaba mis tiempos libres para observar los objetos expuestos y tuve una gran voluntad de pintarlos, sabiendo que todos contenían un gran valor cultural.

    Fui aprendiendo como eran elaborados, sus materiales y el tiempo que llevaba en hacerlos, y eso me fue llenando cada vez más de orgullo estar tan cerca de artistas natos. Quería pintar cosas que no todos tenemos acceso de verlas o sentirlas, contribuye para el mercado.

    ¿Se menosprecia, o no se valora en su real dimensión la producción artística indígena?

    Creo que ambas, todo tipo de valor es enseñado y pienso que esa es una parte de la educación no estudiada. Tenemos que aprender el origen, tiempo, respeto, necesidad y amor que los indígenas usaron en sus obras de arte. Leyendo el libro Los indígenas del Paraguay de José Zanardini y Walter Bierdermann aprendí muchísimas cosas sobre ellos, lo que me ayudó a valorarlos hasta el ínfimo detalle. Opino que, tenemos que enseñar a respetarlos más.

    ¿Qué reacción espera, o qué pretende inspirar en una persona que observa su obra?

    Muchas obras indígenas impactaron la sensibilidad y/o la curiosidad del “hombre blanco”, desde el siglo XVI, época en que los europeos ingresaron en las tierras habitadas por los ameríndios. En ese período, los objetos confeccionados por estos eran coleccionados por reyes y nobles como objetos “raros” de culturas “exóticas” y “longínquas”. Con los cuadros que pinto quiero despertar en el observador la utilidad, riqueza, belleza exótica que tienen estas obras de arte y que pueden ser usadas como objetos de arte decorativos, y en algunos casos como objetos a la altura de una joya extravagante.

    Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    ¿La creciente afición a las artes plásticas responde mas a conceptos consumistas o es meramente un snobismo?, ¿El arte es consumista hoy?

    Si, responde más a los conceptos consumistas, veo que año tras año se contribuye al mercado de arte nuevas galerías, ferias y artistas. En la actualidad, hay mayor facilidad para que un interesado se pueda aproximar al artista y posteriormente, a su producción.

    También veo existe un público en busca de cosas diferentes. Así como también observo muchas personas buscando saber de arte, ya sea por motivación o por el placer que los sensibiliza, emociona y los estimula.

    Existe si, un grupo preocupado con la cuestión estética, tema de la obra y el desenvolvimiento del artista en si. El arte hace parte de nuestro mundo y funciona como experiencia de vida.

    Es evidente que hoy el arte está más popularizado, las personas lo consumen a través de marcas, personalización, reproducción en serie, dejando de lado la importancia del valor artístico de una obra prima.

    Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    Foto: Danilo Sérgio Sérgio.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: