La dieta para retroceder los dolores en esos días…

  • Decile ¡adiós! a las pastillas con ibuprofeno para esos días de intenso dolor menstrual. Mejor hacé una dieta con alimentos ricos en fibra, soja, salvia, zinc y ácidos omega tres.

    Compartir:

     

    Muchas mujeres sufren de intenso dolor antes y durante el periodo menstrual. Profesionales del área recetan fármacos con ibuprofeno en sus consultas, que en ocasiones no son tan efectivas.

    Una nota de la revista El País revela importantes alimentos que se pueden consumir para sobrellevar el dolor en esos días, que la ciencia aún desconoce qué lo causa.

    Tampoco logra dar respuesta al trastorno disfórico premenstrual,“una variedad más grave del síndrome premenstrual que sufren entre un cinco y un ocho por ciento de las mujeres y que se manifiesta en estados depresivos, apatía o irritabilidad”, explica la página web.

    Esta dieta alimenticia no se trata de modificar los alimentos sólo en esos días, sino que habituarse a diario ya que es un proceso. “Lo primero es aumentar la fibra para favorecer los movimientos intestinales y hacer que las evacuaciones sean más frecuentes. De este modo, eliminamos esos estrógenos que ya cumplieron sus funciones en el cuerpo. De no ser así, se reabsorben”, indica.

    La dieta para prevenir los dolores menstruales se logra tomando alimentos ricos en zinc, folatos y proteínas. El zinc se encuentra en las carnes rojas, poroto, frutas secas y pescados. Los ácidos folicos abundan en los frutos secos y verduras de hojas verdes.

    Otros alimentos que previenen los dolores menstruales se encuentran en cereales integrales, el trébol rojo, la salvia (en infusión o en aceite esencial) y, en menor medida, en las frutas tomadas con piel, sobre todo, las manzanas y ciruelas pasas.

    Las mujeres que se encuentren en esos días no deben consumir bombones o helados. Al respecto la página dice que, “es fatal, ese aumento se glucosa en la sangre provoca una subida de insulina para metabolizarla. Pero resulta que la insulina, a su vez, desencadena un proceso que frena la evacuación de estrógenos”, menciona.

    Lo mejor es intentar que la glucosa se libere lentamente para evitar picos de insulina. Esto es, priorizar los carbohidratos de bajo índice glucémico y procurar mezclar hidratos con proteínas y grasas para que se metabolicen más despacio.

    “Por ejemplo, en vez de tomar la fruta sola, acompañarla de nueces, yogur, aguacate y controlar el estrés, porque hace que aumenten los niveles de glucosa en sangre”, indica.

    ¡Cuidado con los plásticos!

    Los alimentos de la dieta son tan importante, como el recipiente donde van a parar la comida, y en cuanto a esto, la página señala los “xenoestrógenos”.

    Los xenoestrógenos son químicos que interfieren en el trabajo de los estrógenos naturales. Los efectos nocivos no solo generan molestias premestruales sino que interfiere en la reproducción.

    “Están presentes en los plásticos, por eso es recomendable no beber en vasos y botellas de plástico, evitar las bandejas de comida del supermercado y, sobre todo, no calentar la comida en el microondas dentro de envases de plástico”, señala el portal.

    El advenimiento de la regla dolorosa es ya la coronación de un martirio que se puede evitar sin recurrir a los consabidos analgésicos y antiinflamatorios. “Los dolores se producen por la contracción excesiva del útero. El zinc, los ácidos omega tres del pescado y el magnesio, que está en los frutos secos, legumbres y verduras, suavizan esas contracciones”.

    Los consejos mencionados en la página son generalmente asumido por “culturistas”. En fin, para mantener bajos niveles de estrógenos se debe lograr músculos duros y definidos, menores niveles de grasas y menor riesgo de ginecomastia que es el crecimiento anormal de los pechos en hombres.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: