Insolación: los primeros auxilios que tenés que saber

  • En épocas de calor es fácil sufrir descompensaciones, por ello se deben tomar los cuidados necesarios para cuidar el cuerpo. Mantenete hidratada, comé bien y realizá ejercicios.

    Compartir:

     

    Las insolaciones y el golpe de calor son serios problemas que se generan en la salud debido a las altas temperaturas del verano. Las insolaciones se presentan después de que el cuerpo estuvo mucho tiempo expuesto al sol, y el golpe de calor al exponerse al cambio brusco de temperatura.

    Es común que ambas situaciones se den con más frecuencia en verano, en entornos cálidos y húmedos, afectando más intensamente a niños y ancianos.

    Síntomas: 

    • cara congestionada
    • dolor de cabeza
    • sensación de agotamiento
    • sensación de sed
    • calambres musculares intermitentes en extremidades y abdomen
    • en la insolación: sudoración abundante
    • en el golpe de calor: la sudoración cesa y la piel está seca, caliente y enrojecida.
    • mareos, nauseas y vómitos
    • pulso fuerte e irregular
    • respiración acelerada y ruidosa
    • fiebre

    ¿Qué hacer?

    1- Inmediatamente llevá a la persona a un lugar fresco a la sombra y ventilado.

    2- Aplicá compresas frías en partes como la nuca, cara y pecho. Nunca sumerjas a la persona en agua fría ya que el descenso brusco de la temperatura corporal puede ser perjudicial.

    3- Dale de beber agua fresca salada (un litro de agua con una cucharadita de sal) a pequeños sorbos.

    4- Ahora si es recomendable que lo traslades junto a un médico para vigilar su evolución.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: