Cinco síntomas poco conocidos de la fibromialgia

  • Una de las principales dificultades que enfrentan las personas que sufren de esta enfermedad, es que el diagnóstico puede tardar varios años, debido a que se suele confundir con otras que van desde estrés hasta lupus.

    Compartir:

    La fibromialgia es un trastorno que se asocia con dolor crónico generalizado, fatiga, problemas de la memoria y cambios de estado de ánimo. La edad promedio en la que se empieza a manifestar es entre los 30 a 50 años y se presenta con mayor frecuencia en las mujeres.

    Foto: Pinterest

    Quienes viven con la fibromialgia aseguran sentirse cansados la mayoría del tiempo. Además, tienen «puntos muy sensibles» en diferentes partes del cuerpo, como la espalda, cuello, hombros, cadera, brazos y piernas. El dolor puede aparecer cuando hay presión en la zona, pero también con algo tan sencillo como el roce de la ropa o incluso sin causa aparente.

    Este trastorno no representa un riesgo para la vida del paciente y no ocasiona daño muscular, ni articular.

    La fibromialgia no puede diagnosticarse a través de pruebas de laboratorio. El diagnóstico se basa en un minucioso examen físico y en los antecedentes clínicos del paciente.

    A continuación te contamos algunos síntomas poco conocidos de la fibromialgia:

    Piel seca e irritada

    Si tu piel está seca, pero no de forma general, más bien en ciertas zonas, es mejor acudir al médico. Si a eso le sumas que ya probaste con diferentes cremas y remedios naturales, pero el problema no desaparece, no ignores la situación.

    Este tipo de resequedad provoca irritación, descamación, mucha comezón y un poco de dolor. Rascarse no es buena idea, ya que la piel quedará más lastimada y las molestias aumentarán.

    Hormigueo y entumecimiento

    Esto se percibe principalmente en dedos, manos y pies, aunque también está presente en brazos y piernas. Se debe a una falla en el sistema circulatorio, por lo que el flujo sanguíneo no puede llegar normalmente a las extremidades.

    Manos y pies fríos

    Los problemas de circulación también ocasionan que la temperatura de las extremidades disminuya, por lo cual se sienten fríos la mayor parte del tiempo.

    Problemas intestinales 

    Este problema se presenta por la rigidez muscular que caracteriza a la enfermedad, lo cual entorpece las funciones del intestino y del sistema digestivo en general.

    Dolor en la parte baja de la cabeza

    No es un dolor de cabeza común, tampoco es migraña. La molestia se presenta en la parte baja y se debe a la rigidez de los músculos del cuello y la espalda. Lo más frecuente es que se presente por la mañana o al finalizar el día.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: