Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

Con la llegada de la primavera aumenta el deseo sexual

  • Si querés saber por qué al dejar atrás el invierno las ganas de tener relaciones sexuales crecen, seguí leyendo.

    Compartir:

    Y ahora que ya dejamos el frío invierno atrás y nos adentramos en las alegrías de la primavera, es hora de guardar los abrigos en el armario y sacar los shorts. vestidos y todas aquellas prendas livianas que vienen bien. Y, por qué no decirlo, también los preservativos. Y es que, cuando llega el mes de las flores, aumenta el deseo sexual.

    larazón.com

    Tan pronto como el clima se calienta, humanos y animales en general sufren el mismo destino. La libido se dispara y a esto lo llamamos: fiebre de primavera.

    Según un estudio publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., los hábitos de apareamiento de los animales están directamente relacionados con el cambio de estaciones. Estamos en sintonía con nuestros relojes biológicos. Nuestros cuerpos saben que las tasas de supervivencia de las crías se disparan cuando el clima es más cálido; la comida es abundante, el clima es templado, publica el portal Muy Interesante.

    Una vez que sale el sol y calienta la tierra, también nuestro organismo se calienta, pues al estar encerrados en el interior todo el invierno y no obtener la vitamina D que necesitamos del sol, nuestro humor se ve resentido.

    Muchos estudios han determinado que la deficiencia de vitamina D está directamente relacionada con la depresión.

    Según Boston Médical Group podríamos resumir los motivos principales del aumento de la libido en seis:

    1. Alimentación: Algunas de las frutas de temporada cuentan con componentes afrodisíacos, por ejemplo, las fresas, que afectan directamente a las glándulas endocrinas que impulsan la actitud sexual; o el aguacate, rico en ácido fólico, vitamina B6 y potasio.
    2. Química sexual: El calor magnifica nuestro olor corporal; este aroma incide directamente sobre las feromonas, cuya única finalidad es la de atraer la atención del sexo opuesto.
    3. Vitamina del Sol: Más horas de sol nos permiten generar el 90% de la vitamina D que precisa el organismo. Estos rayos de sol en nuestra piel generan mayor nivel de testosterona, una hormona clave en el hombre para incrementar la libido y el deseo sexual.
    4. Menos estrés: La luz del sol es buena para el organismo. Producimos más endorfinas, que ayudan a reducir el estrés y, por tanto, aumentar el deseo sexual.
    5. Actitud más positiva: Le decimos adiós al invierno y eso conlleva una visión más optimista de la realidad.
    6. Ropa primaveral: El calor provoca que vayamos con ropa más ligera, algo que potencia la sensualidad e influye positivamente en la libido y en el deseo sexual.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios