La «esencia» de Loewe en una nueva visión del lujo

  • El diseñador norirlandés Jonathan Anderson presentó en París su primera colección para Loewe, con la que ha querido «volver a la esencia» de la histórica firma fundada en Madrid y adaptarla a un «nuevo tipo de lujo», más desenfadado.

    Compartir:

     

    «En 1846, Loewe creó artículos relevantes y modernos para la época y quería continuar con ello», recordó en una entrevista con Efe en el sexto distrito de París, durante la presentación de su moda masculina para primavera-verano.

    Reveló, asimismo, haber tomado también como referencia la renovación estilística de la firma impulsada por Javier Carvajal en los años sesenta.

    La imagen que el arquitecto imprimió a las tiendas abiertas tras la posguerra española revolucionaron la casa a varios niveles, un cambio «cultural» del que Anderson quiere tomar el testigo.

    El joven diseñador que apenas roza la treintena se ha propuesto liderar una transformación que lleve a Loewe a un «nuevo tipo de lujo», relacionado con el estilo de vida de España.

    «Cuando estoy en Madrid, trabajando, siento que hay tranquilidad», afirmó Anderson, para quien «la manera de vestir es diferente, más desenfadada», algo que le «encanta».

    Loewe «antes era muy seria, quiero más sonrisas», confesó Anderson, quien se inspiró en el juego Meccano para algunos elementos de su primera colección de hombre, en la que también desarrolla la frescura del «look» de playa.

    Foto: EFE

    Foto: EFE

    Destacan las prendas holgadas, las camisas asimétricas, las túnicas, los pantalones pesqueros con vuelta blanca, los dibujos geométricos y las prendas de punto.

    En un nuevo espacio acondicionado como si fuera una exposición de arte, este director creativo nombrado el pasado septiembre ha desvelado diseños de ropa y bolsos, pero también de mantas, llaveros, gafas e incluso de divertidos broches.

    Muchos de estos objetos, como la ropa de casa, habían pasado a un segundo plano en el universo de Loewe y Anderson ha querido recuperarlos, al igual que el calzado.

    En esta colección, ha desarrollado los tonos tierra y los azules, así como el blanco y el negro, y las pinceladas de rojo y amarillo.

    Anderson desea que los cambios que él están impulsando permitan a la marca llegar a una clientela nueva y al mismo tiempo espera que a la actual «le guste».

    Para establecer una continuidad, ha actualizado, entre otros, los bolsos Amazona y Flamenco y ha seguido el trabajo del cuero de esta casa reconocida por sus accesorios, introduciendo nuevos tipos de piel y desarrollando una impermeable.

    Al preguntarle por qué su primera colección para Loewe era de moda masculina contestó que en su propia marca empezó con el hombre «y funcionó» y quiso establecer así «una relación entre ambas».

    «Nunca he pensado que la ropa tenga género», añadió no obstante Anderson, cuyas prendas pueden ser tanto para varón como para mujer.

    Sobre su relación con una firma de origen español aseguró estar «obsesionado con España», un país que le «ha cautivado».

    El diseñador recordó al respecto que sus primeros contactos con la cultura española fueron durante los viajes realizados hace años, a Barcelona e Ibiza, donde le fascinó la «sensación de libertad» que se respiraba.

    Consciente de que la firma, hoy propiedad del grupo del lujo LVMH, compite en «un escenario global», dijo asumir su cometido. «Para eso estoy aquí», aseveró Anderson, al frente de una aventura que le hace sentirse «muy feliz». EFE

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: