Reducí el fondo de armario

  • Las buenas compras deben ser buenas inversiones que perduren temporada tras temporada sin perder ni un punto de interés en ellas. Estos consejos serán prácticos para minimizar los gastos en prendas y calzados.

    Compartir:

     

     

    Las necesidades individuales y los estilos personales son distintas en cada persona, y cuando hablamos de contar con un buen fondo de armario hablamos de la necesidad de estructurarlo y ajustarlo al estilo de vida que lleva cada persona.

    Guardarropa y fondo de armario

    Si hablamos del guardarropas femenino estamos incluyendo toda la ropa que se tiene en el armario. En cambio el Fondo de Armario son las prendas necesarias para vestir cada día del año en cualquier momento y ocasión a nivel personal y profesional. Las piezas de calidad con que cuentes en tu fondo de armario deben ser sencillas pero con un buen corte para que sienten bien, de colores neutros que puedan combinar bien con cualquier otra gama de color, de texturas agradables y tejidos de buena calidad para que perduren en el tiempo.

    Si estás pensando que crear un fondo de armario te llevará unos días estás equivocada, porque tener uno bueno requiere de mucho tiempo. Y esto pasa porque normalmente hacemos compras cuando estamos ansiosas y no por necesidad realmente, es por eso que el guardarropas se va cargando de prendas y complementos que tal vez no te las pongas nunca.

    Y es ahí donde comienza el dilema del espacio o la famosa frase no tengo qué ponerme. Estos consejos que te dejamos a continuación te ayudarán a despejar la mente y a centrarte en lo que realmente necesitas:

    • Pensá en qué es lo que realmente necesitas y para qué lo vas a usar. Luego comprobá qué tenés en tu guardarropas y anotá las prendas básicas.
    • Tener un buen par de calzados siempre es mejor que tener tres malos.
    • Los básicos atemporales son aquellas prendas o calzados que nunca pasarán de moda, como por ejemplo una camisa blanca y una negra, blusas de un solo tono, prendas lisas, buenos jeans, zapatos con tacos en color nude, negro, etc.
    • Mirá bien la etiqueta. La composición del tejido te dará pistas de si realmente el precio es justificado o no.
    • Tenés que ser realista con lo que realmente te favorece, conociendo el tipo de cuerpo que tenés, como así también el tono de piel y el tipo de rostro. Sólo conociéndote podrás saber lo que realmente te ayuda a verte más pulida.
    • Y no olvides que la ropa hoy en día es reutilizada y podrías darle un nuevo toque a las prendas que hace tiempo ya no usabas o bien donar lo que ya no usarás a entidades de beneficiencia.
    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: