Cómo ayudar a un pichón

  • En la nota te contamos cómo podés ayudar a un pajarito que ha caído de su nido. Este tipo de situaciones es normal en la naturaleza pero vos podés aportar tu granito de arena ayudando a las pequeñas aves que estén en riesgo.

    Compartir:

     

    Es normal que las aves jóvenes caigan de sus nidos. Ayudar a un pajarito en peligro es admirable, pero debes asegurarte de evitar lastimarlo o de meterte en problemas legales. Es importante saber cuándo intervenir, y si tenés que hacer un rescate, entonces debes intentar llevarlo a un centro de rehabilitación, preferentemente en menos de una hora. Sólo intenta alimentarlo como un último recurso.

    Pasos

    • Ubicá el nido. Puede estar escondido, pero seguramente estará cerca de donde cayó el pajarito. Los nidos de las aves también pueden encontrarse en arbustos, árboles e incluso en el pasto.
    • Usá guantes de jardinería (o una toalla).
    • Levanta al ave suavemente para ponerlo de nuevo en el nido.
    • Llevá al pajarito a un refugio cercano.
    • Colocá al pichón en una toalla u otra tela suave, como seda.
    • Estate atento a si aparece su padre. Probablemente alimentará a sus pichones y te mostrará la ubicación del nido.
    • También podés intentar hacer un nido falso para que cuelgue de un árbol, como una tina de helado con un agujero a cada lado. Vigílalo una hora o dos, para ver si los padres regresan.
    • Si el pájaro está lastimado, o su padre no llega para alimentarlo, llamá a un veterinario y consultá.
    • Si no conseguís dar con algún veterinario y el pájaro parece estar en peligro inminente, intervení.
    • Llévalo puertas adentro, preferentemente en una caja con un papel tissue húmedo, arrugado en la parte superior (para contrarrestar la deshidratación), debajo de una lámpara incandescente. Los pichones necesitan mantenerse calientes y deben sentirse cálidos al tacto; podés poner una bolsa de agua caliente en la caja para ayudar. Las aves con plumaje parcial pueden ponerse en una caja ubicada en un área tibia, como un armario para orear la ropa.
    • Ofrécele solo pequeñas cantidades de agua con un cuentagotas esterilizado, ya que la mayoría de los pajaritos abandonados están deshidratados. No intentes darle leche, vitaminas u otros líquidos al pichón, ya que cada especie tiene sus propios requerimientos de alimentación, y ningún animal puede soportar los lácteos.
    • También podés intentar darle un bocado del tamaño de una arveja de alimento para gatos bebé a la mayoría de las aves de jardín (no a las palomas). Puedes dárselo con pincitas de depilar, ofreciéndole de 2 a 3 bocados cada 15 minutos para los pajaritos sin plumas, y cada 30 minutos para los que tienen plumaje parcial. Las aves más grandes, como las urracas o los cuervos pueden comer un bocado del tamaño de un poroto rojo.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: