Llega el bebé, ¿qué hacemos con la mascota?

  • Para prevenir cualquier sorpresa mejor prepará a tu mascota para que sea el buen amigo de tu bebé.

    Compartir:

     

    No pienses que es una campaña para no tener mascotas en el hogar, al contrario, los animales son como parte de la familia por eso se le debe proporcionar los mejores cuidados y brindarles la mejor atención para que crezca fuerte, sano y feliz. Al igual que cualquier miembro de la familia ellos se deprimen si no reciben el cariño suficiente de sus dueños.

    La clave esta en educarles y enseñarles, de esa manera si llega un integrante más a la familia, ellos aceptarán con mucho amor. La llegada de un bebé es muy importante por eso es imprescindible que ambos se lleven bien

    Importante

    Si hasta ahora la responsabilidad de cuidar tu mascota ha sido solo tuya es bueno empezar a dividir de a poco esta responsabilidad con tu pareja. Sobre todo quien se vaya a encargar del cuidado del bebé al hacerlo permitirás que el animal se vuelva mas independiente y cuando llegue el bebé no se sentirá excluido. Para empezar de a poco es conveniente acercar la ropita del bebe y hacer que el animal la huela para que se vaya adaptando de a poco a su aroma.

    Recomendaciones

    Foto: feminorama.com

    Enseñá a tu hijo a amar todo el reino animal. Foto: feminorama.com

    El día que lleves al bebé a casa es buen momento para empezar una buena relación entre ellos, acercá al l bebé suavemente al animal y dejá que lo olfatee mientras lo sostenes, siempre atenta a las reacciones del animal, acaricia y calma continuamente a tu mascota y si intenta lamerlo evita gritar un ¡no!

    Es mejor un tono firme pero delicado pues de otra manera el animal se asustará o se sentirá fuera de lugar en la casa. Comparte algunas rutinas del bebé con el perro por ejemplo cuando lo bañes, lo cambies o salgas de paseo.

    Por mas cariñosa que sea tu mascota, al principio no la dejes sola con tu bebe en su afán de curiosear puede hechar al bebé de su moisés si intenta  tocarlo con su pata y hasta arañarlo involuntariamente.

    Tené cuidado cuando el niño comience a gatear o moverse, recordá que el bebé no tiene equilibrio suficiente y puede caer sobre el perro, asustarlo y el animal puede reaccionar mal por instinto.

    Cuando tu hijo este más grande y comience hablar habrá que enseñarle que el perro es un ser viviente y debe ser respetado, por lo que si lo alzan mal o tiran de su cola o sus orejas podrá reaccionar para defenderse alejándose o gruñendo.

    Es fundamental enseñarles a respetarse mutuamente en las horas de sueño, comida o si tu mascota esta cansado y ya no tiene ganas de jugar por sobre todo ayudá a tu hijo a amar todo el reino animal.

    Fuente: www.minifauna.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: