Asistí a tu mascota durante el parto

  • Aunque los animales por naturaleza dan a luz sin necesidad de la intervención de humanos, es importante estar en alerta cuando están por entrar a la etapa del parto para evitar cualquier inconveniente.

    Compartir:

     

    Para asistir a tu mascota en el nacimiento de sus cachorros, lo único que necesitás es un ojo observador y algunas previsiones para el caso de una emergencia.

    ¿Cómo ayudar al perro durante el parto?

    – Contactar al veterinario para un examen y consulta pre-parto

    Es importante que te dé consejos para estar preparada para el último momento. Hay que familiarizarse con el animal en caso de que necesite asistencia durante el parto.

    – Conseguir una caja para el alumbramiento

    Debe ser de un material que los cachorros no puedan masticar y del tamaño suficiente para que la mascota se acueste y se pueda estirar con comodidad con sus hijos. Los costados de la caja deben tener la altura suficiente para prevenir que los cachorros no se escapen. No obstante, deberá permitir que la perra entre y salga con facilidad de la misma. Se recomienda ubicar en un sitio familiar y semi-privado y cubrir la caja con toallas suaves y limpias.

    – Chequear la temperatura diariamente después del día 50 de embarazo

    Cuando su temperatura baje hasta 37 grados, la labor comenzará dentro de las próximas 24 horas. Es importante estar en alerta para identificar los signos que indiquen que la perra está por dar a luz. Por ejemplo, cuando lamé el área genital, o cuando aparezca un fluido ámbar o un bulto (el saco amniótico) saliendo del canal de nacimiento. Esto indica que un cachorrito alumbrará dentro de pocos minutos.

    – No permitir que nadie moleste al perro durante el parto

    Es fundamental mantener la calma cuando la perra esté inquieta, nerviosa, inapetente, vomitando, temblando o jadeando. Éstas pueden ser conductas normales de un perro durante el trabajo de parto. Si la madre no remueve la membrana amniótica de su cachorro después de un minuto del alumbramiento, es posible que haya que intervenir. Tomar con suavidad al cachorro, pober sobre una toalla seca y limpia, y eliminar el material viscoso. Asegurarse de que la nariz y la boca queden libres de fluidos y tejidos. Cuidar que los cachorritos estén a salvo y abrigados

    – Cada cachorro comienza a alimentarse poco después del parto

    Es esencial que los cachorros sean amamantados dentro de las primeras 24 horas de vida, para poder adquirir los anticuerpos vitales a partir de la leche de su madre. En caso de que la madre no tuviera la cantidad suficiente para abastecer a todos, se puede suministrarle leche comercialmente preparada para cachorros, que están disponibles en la mayoría de veterinarias.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: