Sin acné en el embarazo

  • Tips para evitar el acné durante la dulce espera

    Compartir:

     

    Normalmente en el embarazo atravezamos por muchos cambios como así también apariciones inesperadas como lo es ¡el acné! Y esto es precisamente al cambio hormonal, es decir podrías sufrir cambios en la piel, en el rostro entre ellos podes generar más grasa y por ende, granitos. Es por eso que te presentamos algunos tips para evitar el acné durante el embarazo y así poder lucir radiante durante toda esta maravillosa etapa.

    Cómo mejorar el acné durante el embarazo

    El acné en el embarazo es bastante común, ya que los niveles más altos de andrógenos hacen que se estimulen las glándulas sebáceas y aumente la producción de sebo. Esto aumenta las posibilidades de tener acné y otras imperfecciones.

    Por eso, es importante que cuidemos nuestra piel al máximo, aunque no podremos hacer mucho por esta condición, que probablemente desaparecerá cuando el cuerpo estabilice sus niveles hormonales. Mirá estos consejos:

    • Seguí  una cuidadosa limpieza dos veces al día con un jabón suave o un limpiador específico para tu tipo de piel. No frotes la cara con una toalla, ya que puede empeorar la situación, ni tampoco utilices exfoliantes muy a menudo porque la piel de las embarazadas es muy sensible. Apenas te levantas por la mañana, podes mojar la piel con agua bien fría, sin lavarla con jabón.
    • Una vez por semana podes hacer una pasta de levadura y agua con unas gotas de jugo de limón, y colocarla a modo de mascarilla en la piel, dejar secar y quitar suavemente con agua tibia. Esto te ayudará a eliminar las impurezas y al mismo tiempo quitar poco a poco las manchas de la piel producidas por las cicatrices de acné.
    • No debes dejar de utilizar crema hidratante, pero no es conveniente que utilices aceites para humectarla, y con el maquillaje sucede lo mismo. Además, debes maquillarte con la piel limpia y desmaquillarte siempre que estés en casa.
    • Es importante que te laves el pelo con regularidad, especialmente si tenes flequillo, porque eso puede producir más grasa y empeorar la calidad de la piel. Además, debes evitar tocarte la cara con las manos, ya que generalmente tienen un montón de bacterias y están sucias, por lo que añadirán grasa y suciedad a tu piel. Si podes, debes cambiar la funda de la almohada cada noche para evitar que la suciedad de la piel se junte noche tras noche y empeore el problema.
    • También debes seguir una dieta balanceada en la que reduzcas la cantidad de azúcares y granos refinados, fritos; aumentando la cantidad de grasas saludables, frutas, verduras y chocolate negro. Debes mantenerlas bien hidratadas, y si quieres puedes tomar agua con jugo de limón en ayunas.

    Evitá:

    • Utilizar remedios contra el acné -incluso los tópicos- sin antes haber pasado por un médico, ya que muchos de ellos no están recomendados en mujeres embarazadas.
    • No explotes granos compulsivamente, ya que esto no solo no mejorará la situación sino que dañará la piel y extenderá la infección por el resto de la cara, consiguiendo que tengas cada vez más granos. Si queres, podes eliminar los granos dentro de la limpieza profunda.

     

    ¡Lucí fresca y radiante en esta etapa muy importante en tu vida!

     

    Fuente: www.otramedicina.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: