¿Cómo librarse del chupete?

  • Consejos e ideas para romper con el uso chupete sin que ello implique una situación traumática.

    Compartir:

     

     

    Chupete, pepé, pupa. El chupete es de gran ayuda para calmar al niño y a las familias según Skinnymom, sin embargo, romper con el hábito de chupetear puede ser una tarea muy trabajosa.

    Muchas madres se sienten mal porque sus hijos no logran dejar el chupete a temprana edad. ¡Pará! En primer lugar, no hiciste nada malo: los pediatras dicen que el uso del chupete es normal para satisfacer el instinto de succión del bebé y una forma de disminuir el Síndrome de Muerte Súbita.

    El problema es que llega un punto en el que el uso del chupete empieza a deformar los huesos de la cara y los dientes. Algunos profesionales sostienen que hay que suspender el uso de un chupete a la edad de que el niño empieza a utilizar tazas para tomar agua. Mientras que otros dicen que a los dos años. La experiencia de las madres es que cuanto más temprano se suspenda un hábito, es más fácil.

    El sitio Skinnymom ofrece algunos consejos para romper con el uso chupete:

    1.En primer lugar, mantenerse fuerte y firme en la decisión: Una vez que decidís iniciar este proceso, lo mejor es seguir adelante con ella. Tenés que saber que es probable que haya un par de noches de lágrimas y llanto, pero por lo general después de algunas noches podrás decir “lo peor ha pasado”. Asegurate de que una vez que tomaste la desisión, tenés que deshacerte del chupete. Tirar algo a la basura y traerlo de vuelta, puede ser muy confuso para el niño o la niña.

    2.De a poco o definitivo: Podés empezar limitando el uso: por ejemplo, algunas madres tratan de limitar el chupete a sólo cuando el niño está en la cuna. Algunas madres quitan el chupete de la boca de su hijo o hija una vez que el niño está dormido. Si tu hijo sólo utiliza el chupete en la cuna o en la cama es un gran avance.La mayoría de los pediatras y los dentistas recomiendan la eliminación gradual del chupete durante el transcurso de una semana o dos.

    3.¡Córtalo! Cortá un pequeño trozo del chupete cada noche hasta que no quede nada allí. Esto cambia la sensación de succión y hace que sea menos agradable. Algunas madres sólo han cortado la punta una vez y fue suficiente, porque al niño o la niña ya no le gustó. ¡No tenés que comprar otro por nada del mundo!

    4.Otra idea creativa hacer una fiesta grande con torta y globos. Que le traigan regalos al niño por ser el día que va a tirar el chupete. Hacer un partido, una ceremonia para tirar el chupete. Ellos aceptan mejor este tipo de cosas. 

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: