Trucos fáciles para ordenar el ropero 

  • Ordenar las ropas lleva su tiempo. Lo ideal es ordenar las prendas, según los colores y la temporada.

    Compartir:

    Ella te da algunos consejos prácticos para ordenar tu armario: 

    1. Tomate el tiempo necesario: ordenar el ropero te llevará como mínimo tres horas así que elegí un día que sepas que nadie te va a molestar. Pensá en ello como algo divertido y lo bien que te sentirás cuando abras el armario y esté todo bien colocado. Poné música, ropa cómoda y ¡manos a la obra!

    2. Pedí ayuda (si lo necesitás): si sos de las que lo guarda todo y no tiras absolutamente nada, de seguro vas a necesitar ayuda. Pedí a una de tus amigas (mejor si es una que además tiene gusto y estilo) que vaya a tu casa para echarte una mano, así cuando te pruebes la ropa tendrás una segunda opinión.

    3. Analizá tus prendas: esta es la parte más difícil, así que mentalizate y pensá que es hora de tener en tu ropero lo que realmente necesitás. Sacá toda la ropa y colocá por categorías camisas, remeras y pantalones, vestidos, chaquetas y faldas.

    Toda la ropa de tu armario debe estar lista para poner en cualquier momento. Es decir limpia y planchada. 

    4. No te deshagas de: los básicos de fondo del ropero y las prendas que te gustan y te hacen sentir cómoda. Aunque sean de otra temporada, las prendas que realmente te favorecen y son de excelente calidad, todavía te servirán en el futuro.

    5. Y ahora sí, ¡a ordenar!: son muchos los métodos, y todo depende de la forma del ropero:

    • utilizá el mismo tipo de percha para dar uniformidad al armario.
    • clasificá la ropa según su uso: para el trabajo, más formal para eventos y para tiempo libre.
    • dentro de cada categoría, ordená la ropa por subcategorías (camisas con camisas, pantalones con pantalones, faldas con faldas, vestidos con vestidos) y a su vez por colores.
    • en los cajones puedes meter la ropa que no se cuelga, como los jerseys.
    • ordená todos los zapatos, bien en zapatero o metidos a su vez en cajas transparentes donde se vean o de cartón con fotografía para saber en todo momento lo que tenés dentro.
    • dejá en un lugar visible los complementos como: collares, pulseras, cinturones y carteras.
    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: