Alimentos que no se deben congelar

  • Existen alimentos que no se deben llevar a la congeladora porque pierden la vitamina natural, en esta nota conocé cuáles son…

    Compartir:

     

     

    La congeladora es un buen aliado para algunos alimentos que evita desperdiciar comidas. Algunas personas, inclusive, preparan y luego las congelan a modo a consumirla a lo largo de la semana ayudando a ahorrar, de alguna manera, dinero.

    Pero en algunos casos los alimentos no pueden congelarse por motivos de seguridad y sanitarios. ¿Cuáles no se deben congelar? Aquí te citamos algunos de Infobae.com.

    Conservas y latas: estos alimentos contienen líquidos en su interior que, cuando se solidifican, se expanden y adquieren un volumen mayor al de la capacidad del envase, por lo tanto puede generar una explosión del envase.

    Alimentos congelados: Si volvés a congelar un alimento por segunda vez, aumentará su contenido bacteriano. Durante el proceso de descongelación se desarrollan ciertos microorganismos que no mueren con las bajas temperaturas.

    Huevos: no congeles estos alimentos porque se romperán y ya no te servirán. Si se llegan a congelar, al descongelarla perderán su elasticidad, y se tornarán a una sustancia gomosa poco agradable.

    A tener en cuenta los alimentos que no se deben congelar. Foto: hogar.mapfre.es

    A tener en cuenta los alimentos que no se deben congelar. Foto: hogar.mapfre.es

    Alimentos calientes: Antes de guardar cualquier sobra (salsas, carnes, guisos, lo que sea), es importante dejarlas enfriar. Si intentás congelar calientes, provocarás una suba de temperatura en tu congeladora, lo que puede dar lugar a que se desarrollen bacterias.

    Verduras con alto contenido de agua: vegetales como la lechuga, pepino, rábanos, tomate, papa cruda, frutillas, melón, sandía o cualquier otra verdura de hoja, no se recomienda congelar.

    Esto se debe a que las células contienen en su estructura gran cantidad de agua que, una vez congelada, forma cristales de hielo superiores en tamaño a las moléculas de agua original y se rompe la estructura celular y se pierde la integridad del alimento con características como cambio en su aspecto y pérdida de sabor.

    Lácteos líquidos y mayonesa: nunca guardes en la congeladora, porque también perderán su textura y el suero que lleva se separará, lo que hará que el producto quede inservible.

    En esta lista, no debe ir en la congeladora, cremas de leche y los postres con leche, salvo que se trate de un producto de alto tenor graso, agregándole una pizca de azúcar si fuera necesario.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: