Alfombra siempre limpia 

  • La alfombra forma parte de la decoración de la casa. El olor agradable solo se logra limpiándola todos los días. Ella te sugiere trucos caseros.

    Compartir:

     

    La alfombra es una parte esencial de la decoración del hogar, por lo que siempre llama la atención de los invitados. Llegó la primavera y, por ende, empiezan los acontecimientos en casa.

    Los cambios bruscos de clima, como las repentinas lluvias, son parte de que la higiene de la alfombra no se pueda mantener. Además, si hay niños pequeños en casa, es casi imposible que siempre estén limpias. La solución es limpiar todos los días y no dejar que las machas se sequen en ella.

    Estos trucos de limpieza te pueden servir:

    Lo primero que tenés que hacer es sacar el resto del polvo con una aspiradora.

    Si hay manchas sólidas, raspá con papel o cuchara.

    Si es líquida, lo adecuado es secarla con un papel absorbente.

     No frotes la mancha, ni dejes que se seque para limpiarla, la tela podría deformarse y la mancha expandirse. Mejor cepillá suavemente la zona.

    Limpiá desde el borde hacia el interior, (con el fin de que no se agrande) si es necesario mojá la zona.

    No olvides de secar, evitá que se destiña y se dañe la tela (además de malos olores). Colocá una toalla debajo para que recoja el exceso de agua.

    No se recomienda utilizar productos como el amoniaco. Para acabar con los olores por acumulación, limpiá a fondo al menos una vez al año.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: