Tres formas de recuperar una ropa encogida

  • Soluciones prácticas para aplicación cacera.

    Compartir:

     

    ¿Se te encogió la ropa de lana que tanto te gusta? ¿Te olvidaste,  pusiste tu tricota en la lavadora y se achicó? Aquí te presentamos algunas soluciones que nos ofrecen los que saben de tejidos, lanas y tratamientos para recuperar la ropa.

    1-Remojá la prenda en un recipiente con mezcla de agua y acondicionador para el cabello. Estirá la ropa hasta volverlo a su tamaño original. Poné en una percha y dejá que se seque.

    2-Una segunda opción es disolver una pizca de borato de sodio (bórax) con un par de cucharadas de agua caliente y  agregar esta mezcla en un repiciente conteniendo agua tibia. Sumergí  la  prenda y  estirá suavemente para volverlo a su forma original. Después, disolvé 2 cucharadas de vinagre otro recipiente de agua tibia y enjuagá en ella tu ropa. Extendé y esperá el resultado.

    3-Remojá la prenda en agua tibia y jabón suave durante unos 10 minutos para que las fibras de lana se abran. Colocá la prenda sobre algunas toallas en un lugar fresco, pero no enjuagues. Puedes enrollar las toallas para que el exceso de agua se absorba. Después, estirá la prenda a sus dimensiones originales. La elasticidad, también llamada saturación, extiende las fibras abiertas separando una de la otra.

     

    Fuente: Ehow en Español.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: