Pompones de alfombra

  • En esta manualidad tenés que dejar volar tu imaginación, ya que es muy divertida y la podés hacer en compañía de tus chicos.

    Compartir:

     

    Una alfombra de pompones es realmente muy linda, divertida y suave, tus hijos la amaran estando sobre ella cuando estén descalzos. Para aprender a hacerla te vamos a dejar los materiales que necesitas y el paso a paso que propone el blog Todomanualidades.

    Para hacer la alfombra con pompones necesitas:

    • Tela de interior (dos piezas cuadradas de 50 cm x 50 cm)
    • Relleno (un cuadrado de aproximadamente 62,5 cm x 62,5 cm)
    • Máquina de coser e hilo
    • Lanas de distinto color
    • Tijera
    • Hilo y aguja grande

    Lo haces así:

    1. Para realizar la base de la alfombra es necesario hacer un sándwich con la tela y el relleno, de modo que las capas de los dos cuadrados de tela queden con los lados correctos enfrentados y con los bordes alineados. La capa de estas dos piezas de tela van en la parte superior del relleno por lo que el relleno quedará centrado, luego cose el perímetro dejando una abertura de unos 10 cm para dar vuelta. Gira el sándwich con el lado correcto hacia fuera y hacé unas puntadas para cerrar la abertura.

    1

    2. Es hora de hacer los pompones. Empieza haciendo 100 vueltas aproximadamente alrededor de dos dedos. Deja sin cortar las colas del hilo utilizado para atar el pompón, de aproximadamente 15 cm de largo.

    2

    3. Para conectar los pompones a la alfombra, pasa la cola de la lana de un pompón por la aguja y tira de ella a través de la base (Es recomendable comenzar en el centro de la alfombra). Tira de la otra cola y deja una distancia de 1,30 cm de la primera cola.

    3

    4. Hacé un nudo doble en la parte posterior de la alfombra. A continuación, corta las colas de hilo.

    4

    5. Continúa agregando pompones de esta manera. Para crear una alfombra muy exuberante tendrás que añadir un montón de pompones y coserlos juntos en la base, trabajando hacia afuera hasta el borde.

    5

    6. Puedes trabajar en el orden que quieras. Asegúrate de coser pompones hasta los bordes para que no se vea nada de la colchoneta. Y una vez que lo hayas cubierto por completo, es posible que desees volver atrás y añadir unos pompones finales en las partes vacías. El objetivo es una superficie de pompónes compactos.

    6

    7. Para finalizar debemos recortar las irregularidades de los pompones para que quede todo parejo. Y listo ya haz terminado de hacer una alfombra muy suave para los pies descalzos en la que los niños amaran estar parados.

    7

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: