Sucralosa: dulzura sin calorías ni riesgos

  • Es un revolucionario compuesto descubierto en el siglo veinte, que se desprende del azúcar para convertirse en un endulzante completamente natural, libre de sodio, que a pesar de ser 600 veces más dulce que el azúcar, es apto para diabéticos, embarazadas y niños.

    Compartir:

     

     

    Especialmente en las puertas del invierno, es útil conocer más acerca de opciones alimenticias que puedan contribuir a una alimentación saludable y baja en calorías. Una alternativa disponible de endulzante natural es la sucralosa, ideal para una dieta baja en calorías, así como para diabéticos, embarazadas y niños.

    Este compuesto es el único edulcorante fabricado desde el azúcar que no tiene calorías. Además, carece de algún tipo de contraindicación médica comprobado y no es cancerígeno por ser de origen totalmente natural.

    Se trata de un endulzante 600 veces más dulce que la sacarosa (azúcar tradicional), puede usarse en pastelería o en productos de larga vida, y no produce caries porque a diferencia del azúcar no fermenta en la boca.

    Amiga de la digestión

    La mayor parte de la sucralosa ingerida no es absorbida por el tracto gastrointestinal, sino que es directamente excretada en las heces, pero entre el 11 y el 27 % de ella sí es absorbida. La mayor parte de la sucralosa absorbida por el tracto gastrointestinal es removida del torrente sanguíneo por el riñón y eliminado en la orina, mientras que un 20 a 30 % de la sucralosa absorbida es metabolizada.

    Principales beneficios:

    • No posee ningún tipo de contraindicación médica.
    • No es cariogénica, es decir, no produce caries ya que no se fermenta en la boca.
    • No altera los niveles de glucosa sanguíneos, lo cual es beneficioso para los diabéticos.

    La sucralosa se descubrió en 1976 y se comercializa bajo diversas marcas alrededor del mundo.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: