Síntomas de que se aproxima el parto

  • Cómo se sienten las contracciones y cómo darse cuenta cuando se rompe la bolsa.

    Compartir:

     

    Los últimos días antes del parto, la madre comenzará a notar síntomas del parto que indican que el embarazo llega a su fin. Además de las sensaciones maternas, hay signos que también señalan que el parto está próximo, y éstos pueden ser observados por la madre o por un médico fácilmente. De todas maneras, no podemos olvidar que estos signos y síntomas no indican matemáticamente la llegada del parto, puede que ocurran mucho antes del parto o que pasen desapercibidos sin que ello tenga la mayor importancia.

    Pero debes de saber que los síntomas del parto son tres:

    Pérdida del tapón mucoso

    El tapón se puede perder 2 ó 3 semanas antes de la fecha. Es un flujo espeso, gelatinoso, grisáceo a veces mezclado con algo de sangre pues al desprenderse se puede romper capilares del cuello interno (donde estaba adherido durante el embarazo). Simplemente significa que empieza a madurar. La pérdida del tapón sólo tiene importancia si ocurre junto con las primeras contracciones rítmicas, entonces podría ser otro indicio del comienzo del trabajo de parto.

    La rotura de la bolsa de las aguas

    Cuando el cuello comienza a modificarse suele acumularse parte del líquido amniótico debajo de la cabecita del bebé formando la bolsa de las aguas. Es tan normal que se rompa (saliendo liquido de manera incontrolable) al inicio como en el curso o al final de la dilatación. La mamá debería tener en su casa apósitos estériles y los últimos días llevar uno en su cartera ya que una vez rota la bolsa el camino hacia el bebé está abierto y existe un cierto peligro de infección. Otro «peligro» sería la procedencia del cordón umbilical, es decir que el cordón salga por la vagina antes que el bebé. Esto ocurre casi nunca, pero para prevenir cualquier inconveniente mientras la mamá está en su casa es aconsejable que se quede en la cama acostada o semisentada y solo se levante para tomar una rápida ducha y para internarse. Siempre se tendría que fijar en el olor y color del líquido; que tenga olor a limpio (semen o lavandina) y que sea transparente como el agua, solo puede estar mezclado con algo de sangre que viene del cuello del útero. En caso que el color fuera oscuro (meconio) habría que internarse, lo mismo en el caso muy raro de hemorragia.

    Las contracciones rítmicas y sostenidas

    El motor del parto es la contracción. Se contrae el cuerpo uterino tironeando sobre el cuello (el esfínter) para abrirlo y empujando al bebé hacia la vagina. Recién cuando estas contracciones se encadenan con un ritmo de cada 5 minutos, son mas largas de medio minuto y su intensidad es tal que la mamá necesita adoptar una actitud especial para aliviarlas, consideramos que empieza el trabajo de parto. Hay que tener presente que faltan (en una primeriza) muchas horas de contracciones que se acercan, se alargan y se intensifican para llegar a la dilatación completa de (10 cm. Que corresponde al diámetro de la cabeza del bebé).

    Fuente: www.planetamama.com.ar

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: