Otro hijo de Woody Allen ahora niega abuso a su hermana

  • Moses Farrow, hermano de Dylan Farrow —la hija de Woody Allen que reinició una controversia de hace más de 20 años, tras acusarlo en una carta abierta de haber abusado sexualmente de ella cuando niña— ha salido en defensa de Allen.

    Compartir:

    Moses acusó a su mamá, la actriz Mia Farrow, de tornar a los hijos en contra de su padre. «Mi madre me inculcó que odiara a mi padre por despedazar a la familia y abusar sexualmente de mi hermana», dijo Moses, de 36 años, a People.  «Entonces, lo odié en nombre de ella por años. Ahora veo que esa fue una manera de vengarse de él por haberse enamorado de Soon-Yi [Previn]«.

    Moses, Dylan y su otro hermano Ronan, se vieron involucrados en una batalla de custodia en 1993, durante la cual ambas partes testificaron sobre la relación amorosa que sostiene Allen con Soon-Yi, con quien se casó en 1997. En aquel entonces Farrow ganó la custodia de los tres hijos de la pareja, y Allen fue investigado pero no acusado de abuso, sosteniendo que Farrow inculcó esas ideas en su hija, lo cual Farrow siempre ha negado.

    «Por supuesto que Woody no abusó de mi hermana», dijo Moses, quien permanece alejado de Farrow y de muchos de sus hermanos y mantiene una relación estrecha con Allen y Soon-Yi. «Ella (Dylan) lo amaba y se alegraba cuando venía a visitarnos. Nunca se escondió de él hasta que nuestra madre creó una atmósfera de miedo y odio. Durante el día en cuestión, seis o siete de nosotros estábamos en la casa. Estábamos en cuartos en común y nadie, ni mi padre ni mi hermana, estaban en sitios privados. Yo no sé si mi hermana en realidad cree que fue abusada o si está tratando de complacer a su madre. Complacer a mi madre era prioridad porque estar de malas con ella hubiera sido horrible».

    En respuesta a las afirmaciones de Moses, Dylan ha insistido a Peopleque dice la verdad.

    «Esta es una traición tan grande a mí y a toda la familia. Mis recuerdos son verídicos y son míos, y viviré con eso por el resto de mi vida», dijo.

    «Mi madre nunca me inculcó [la situación], agregó Dylan. «Ella nunca plantó recuerdos falsos en mi cerebro. Mis memorias son mías. Las recuerdo. Ella estaba consternada cuando le conté. Cuando yo le conté lo que había pasado, ella tenía la esperanza de que fueran inventos míos. En una de las conversaciones más difíciles que he tenido ella se sentó conmigo y me pregunto si lo que yo decía era verdad. Ella dijo que papá no había hecho nada, y yo le dije que mentía».

    Por otro lado, Moses acusa a Farrow de acoso. «Nuestra madre ha dado la impresión errónea al público de que nuestro hogar era feliz, tanto para los hijos biológicos como adoptados. Desde temprana edad, mi madre exigía obediencia y me pegaban mucho cuando niño. A ella le daban ataques de ira, lo cual era intimidante y frecuentemente espeluznante. No sabíamos como lidiar con la situación». 

    Dylan dijo a People, por su parte: «No sé de donde [Moses] saca eso de que nos pegaban. A veces nos mandaban a nuestros cuartos, pero solo eso».

    Farrow no quiso hablar sobre los comentarios de Moses. Sin embargo, tuiteó: «Amo a mi hija. Siempre la protegeré. Mucha fealdad será dirigida hacia mí. Pero esto no es sobre mí, es sobre la verdad».

    Cabe mencionar que Moses funge como terapeuta de familias. «Es importante que mi hermana afirme su independencia de nuestra mamá y no siga con la falsa impresión de que fue abusada por su padre. Me siento muy feliz de afirmar mi poder propio, separándome de mi mamá, lo cual me ha llevado a un reencuentro positivo con mi padre», concluyó.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: