Alberto y Charlene de Mónaco esperan su primer hijo

  • El Palacio Grimaldi anunció hoy la feliz noticia de que los príncipes Alberto y Charlene de Mónaco están esperando su primer hijo a través de un escueto comunicado de prensa.

    Compartir:

    “El Príncipe y la Princesa de Mónaco se complacen en anunciar el embarazo de la Princesa Charlene. El nacimiento se espera a finales de año”, dice el texto.

    Una noticia que todos los monegascos estaban esperando. El próximo 1 de julio la pareja celebrará su tercer aniversario de boda. En más de una ocasión la Princesa había dicho que quería ser madre y que «los niños llegarían» y casi tres años después de su “sí, quiero” ha llegado el momento.

    La última aparición de la pareja fue el pasado fin de semana en el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, donde la princesa Charlene volvió a destacar por su elegancia y tanto con el look que eligió por la mañana, de color blanco, como por la noche, en fucsia, ambos marcando su estilizada figura. Nada hacía pensar que estaba embarazada. A lo largo de estos años se han repetido los rumores de un posible embarazo y se buscaba una confirmación a través de su vestuario, y justo en estas últimas apariciones sus estilismos entallados no habían levantado ninguna sospecha.

    Después del nacimiento del primer hijo de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo y del de Carlota Casiraghi y Gad Elmaleh, todas las miradas estaban puestas en ella. En muchas de sus apariciones públicas siempre se ha mostrado muy cariñosa con los niños, e incluso tiene una fundación de ayuda a los más pequeños. “Cuando estoy con niños me derrito. Algunos piensan que una princesa va siempre vestida para un baile y con corona. No pueden creer que una princesa sepa nadar, que se meta en el agua”, declaraba en ¡HOLA! hace poco.

    Este será el primer hijo para Charlene, de 36 años, mientras que el soberano de 56 años tiene dos hijos reconocidos. En 2005 poco después de la muerte de su padre, el príncipe Raniero, Alberto enviaba un comunicado en el que reconocía ser padre de un niño que tenía 22 meses llamado Alexandre, fruto de su relación secreta con la ex azafata togolesa Nicole Coste. Un año más tarde, reconocía que también era padre de una niña, llamada Jazmin Grace, que por aquel entonces era una adolescente nacida fruto de una relación con una camarera llamada Tamara Rotolo.

    Con la llegada de este nuevo miembro a la familia real Mónaco por fin tendrá un heredero al trono, ya que tanto Jazmin como Alexander no lo son. Y es que para que ellos pudieran pasar a formar parte de la dinastía Grimaldi es estrictamente necesario que hubieran sido hijos legítimos de un matrimonio civil y religioso. Ellos no llevan ni el apellido ni los títulos de la Familia Real monegasca, sin embargo, sí tendrán derecho a recibir una parte de la herencia del soberano, según especificó el abogado de Alberto cuando reconoció a estos dos hijos.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: