Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

Razones para no volver a congelar un helado

  • El helado lo podemos tomar en cualquier estación del año pero en verano es el postre estrella y por eso debes tener cuidado cuando lo consumís para evitar intoxicaciones.

    Compartir:

    El helado es uno de los postres preferidos por toda la familia pero el que dura muy poco y más, si las temperaturas son muy elevadas.

    Con el calor es normal que se derritan y muchos solemos guardarlo nuevamente en el congelador para que se vuelva a solidificar.

    El helado se derrite muy rápido a temperatura ambiente y la mezcla líquida, azucarada y lechosa es un caldo de cultivo perfecto para bacterias como la listeria.

    La baja temperatura del freezer no elimina las posibles bacterias que pueden aparecer una vez que el helado se derritió y si lo volvés a consumir puede intoxicarte y sufrir náuseas, vómitos y diarrea, entre otros síntomas.

    Lo ideal es que lo sirvas en un pote rápidamente y lo volvés a guardar en el congelador para evitar que esté mucho tiempo afuera. En el caso de que ya no esté congelado lo ideal es que lo deseches.

    Señales de que el helado se derritió y se volvió a congelar:

    • Es más firme y más chica porque perdió todas las burbujas de aire que lo hacían más esponjoso.
    • El helado se ve más granulado y cristalizado.
    • El envoltorio puede estar pegajoso y congelado producto de cuando el helado se fundió y causó condensación.
    Compartir:

    Comentarios

    comentarios