Superá la depresión

  • Cuando la persona tiene un decaimiento notorio en su estado de ánimo es señal de una depresión. El primer paso para combatirla es que el paciente acepte para trabajar sobre la enfermedad.

    Compartir:

     

    La depresión es una enfermedad psicológica y puede ser causada por varios factores, como pérdida de algún familiar, falta de carácter, tristeza, o sentimientos de culpabilidad. La persona que reconoce que se encuentra en esta situación está un paso adelante, lo recomendable es buscar ayuda profesional. La fuerza de voluntad puesta por parte del paciente es el factor más importante para combatirla.

    Los síntomas son insomnios, como también sueños excesivo, pensamientos recurrentes de muerte, abandono o suicidio. La depresión se traduce en un estado de decaimiento, psicológico y biológico y se manifiesta a través de síntomas psíquicos.

    Existen diferentes tratamientos contra los síntomas de esta enfermedad. En caso de realizar algún tipo de medicación antidepresiva se debe consultar con el especialista antes de reducirla o eliminarla.

    Dedicá varias semanas a la práctica de estos procedimientos para empezar a percibir los cambios.

    Técnicas de relajación: 

    1- Nuevos hábitos a tu vida: salí de la rutina, hacé una actividad que te agrade e incorporá nuevos hábitos: ejercicios físico, leer, pintar y escribir, porque despejarán tu mente.

    2- Meditación: tomá unos minutos de tu día para relajarte y mirar tu interior, esto te ayudará a ordenar tus pensamientos. En un estado depresivo, los pensamientos se distorsionan y necesitás relajarte para reflexionar y cambiar tus pensamientos.

    3- Hacé ejercicios físico: la actividad física es fundamental para combatir el estado depresivo, está comprobado que el ejercicio aumenta las endorfinas y reduce el estrés.

    4- Establecé objetivos posibles y con viajes: no planees objetivos a largo plazo, lo importante es ir despacio, paso a paso. Viví día a día tus momentos y así podrás lograr los objetivos que te propusiste. No olvides que tus objetivos deben ser posibles.

    5- Pedí a tu familia y amigos te acompañen: la soledad trae más soledad, al principio vas a querer estar sola, hasta te pueden molestar estar rodeada de personas. El objetivo de estar acompañada puede ayudarte a pensar en otras cosas, despejar tu mente e incluso ayudarte a cambiar tus pensamientos negativos y valorar tu vida.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): , ,

    Más notas: