Vuelta a la calma, pilares para una alimentación sana

  • Luego de tantos días feriados, donde reinó la comilona y el sedentarismo debemos reordenar las cosas pero debemos hacerlo con cordura y en forma equilibrada.

    Compartir:

    Si aumentaste 1 kilo significa que hubo un consumo extra de 7000 calorías, si aumentaste 2 kilos fueron 14.000. Te propongo una lectura breve sobre como deshacerte de este exceso.

    Alimentación equilibrada

    Como es:

    • Debe ser variada a lo largo de la semana para evitar el aburrimiento, necesitamos incorporar alrededor de 40 nutrientes.
    • La alimentación debe ser sostenible en el tiempo, con cambios de por vida, adaptado a los gustos, posibilidades y necesidades.
    • La alimentación no debe ser variada en una comida: ante la variabilidad se come más.

    Debemos realizar 4 comidas al día

    Para que el metabolismo funcione de manera eficiente: Desayuno, almuerzo y cena. Colaciones solo en caso de hambre que no deberían pasar las 120 calorías (1fruta, 1 yogur, 1 barra de cereal). Aunque parezca increíble el hecho de comer pocas veces al día puede generar un aumento de peso en las personas y de manera poco saludable.

    El desayuno y su importancia

    Es el momento de romper el ayuno luego de las largas horas de sueño, si no lo hacemos el cuerpo funciona como un “tren a leña” en vez de trabajar como un “tren bala”. Persona que no tienen este hábito presentan mayores problemas de sobrepeso y obesidad.

    Plato de almuerzo y cena

    • La distribución del plato sería 1/4 para el pollo 1/4 para el fideo + 1/2 plato de vegetales crudos o cocidos.
    • La cena acá es un punto clave ya que suele ser un momento en el que eligimos comida al paso que generalmente no suele ser la más sana.
    • La importancia de comer lento

    Actividad Física

    Fundamental el movimiento a la hora de ponernos en orden. Si no tenés tiempo para alguna actividad física programada 10.000 pasos al día son suficientes para mantenerte sana. Todo suma, subir escaleras en vez de ascensor, bajarse en una parada antes, estacionar varias cuadras después.

    Manejo del estrés

    Según las estadísticas, dos tercios de la población estresada es hiperfágica, es decir, se apoya en la comida para bajar el nivel de estrés. Son los menos aquellos a quienes se les cierra el estómago.

    Frente al estrés crónico se aumenta una sustancia que marca el estrés y es la hormona cortisol. Cuando uno come, ésta baja. «Ese es un problema, una trampa, porque la solución no está en la comida pero alguien come y se calma…por un minuto. Pero al problema no lo soluciona. Es una especie de ansiolítico: estoy buscando una dosis de tranquilidad y la encuentro temporariamente, pero como consecuencia sobreviene la obesidad

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: