No solo hay que ser…

  • ¿Qué piensan algunas candidatas a primera dama antes de vestirse? ¿Qué cuanto más muestran más votos van a conseguir?

    Compartir:

    Cuando era chica, mientras la miraba a mi mamá prepararse para sus reuniones diplomáticas le preguntaba una y otra vez porque tenía que arreglarse tanto. La respuesta siempre era la misma. «No solo hay que ser, sino parecer.» ¿No bastaba con ser una buena cónsul e ir a la morgue a la madrugada a reconocer a paraguayos sin documentación?

    No, no bastaba. ¡cuánta razón tenía! La imagen es un lenguaje sin palabras que habla de buenas a primeras. Por eso, me pregunto… ¿Qué piensan algunas candidatas a primera dama antes de vestirse?¿Qué cuanto más muestran más votos van a conseguir?, ¿Qué cuanto más se emperifollen más elegantes van a estar?

    Me es inadmisible la falta de criterio de estas señoritas que aspiran a representar a la mujer paraguaya ante el mundo. Sí hoy en día, con solo apretar un botón,  en la computadora tenemos la mejor información editada sobre cómo vestirnos de la mejor manera para cada situación.

    ¿Qué se necesita una millonada para vestirse bien? De ninguna manera. En nuestro país,  contamos con marcas excelentes como Maestro y Dora Vera que honrarían la manera de vestir de cualquier mujer. ¿Se necesita un cuerpo 90-60-90?, basta con mirar a la princesa Máxima, quien a pesar de no tener el cuerpo de Carla Bruni ha sabido encontrar un estilo, por sobre todo apropiado para sus funciones.

    Señoras candidatas a primera dama, si se comprometen con sus maridos a caminar codo a codo este sinuoso camino, les recomiendo una cucharada de cautela y que lean el siguiente párrafo.

    Jackie Kennedy poseía un armario profesional que era elegido cuidadosamente para trasmitir en forma de metáfora visual la renovación y la modernidad, adjetivos claves para los ideales del presidente Kennedy. Fuertes, claros y llamativos, los looks que usaba la Sra. Kennedy en la arena política , transmitían rasgos específicos con un único objetivo: promover los valores de la plataforma política de su marido. Jackie entendió el poder de la imagen y adaptó su forma de vestir en consecuencia.

    Myriam Raphael Chase
    Asesora de Imagen

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: