Reaprender (a vestirnos)

  • Hoy quiero intercambiar con ustedes algunas ideas sobre cómo crear moda, pero para la vida real.

    Compartir:

     

     

    El cabello de moda, es aquel que funciona con nuestro estilo, con nuestras características físicas y con el momento de nuestras vidas que estemos viviendo.

    Con la ropa sería igual, no cambiamos nuestra personalidad, nuestros valores o nuestra esencia, pero con el paso del tiempo si cambian nuestras actividades, nuestra figura, nuestros gustos y nuestros aprendizajes.

    Y cuando surgen estas transformaciones internas o externas es importante hacer las paces con quien tenemos frente al espejo, aceptarnos y descubrir cómo a través de nuestra imagen, decir quiénes somos.

    Cuando pasa el tiempo y con las distintas etapas, no existe nada más normal que sentirnos perdidas en nuestro ropero.

    Hay cambios que se van gestando durante nueve meses, y a partir del minuto donde recibimos la noticia de un embarazo, es que vamos experimentando cambios en nuestra vida, y con nosotras mismas. (Aunque lo que espero es que este escrito le sirva no sólo a gestantes, sino a todas las mujeres que consideren que estén pasando por una crisis de identidad “Fashion”).

    Una buena limpieza de ropero con paciencia, para probarnos pieza por pieza es el inicio del aprendizaje.

    Lo que pensamos que vamos a usar en un año podríamos guardar en una valija, y las demás ropas es mejor que tengan un mejor destino, podemos darlas en adopción a otra gente que le dé mejor uso.

    Con un conjunto no muy grande ropas que nos queden bien hoy podremos relacionarnos con un ropero mucho más práctico y versátil, previniendo futuras compritas a veces, innecesarias.

    Con el correr del tiempo, podríamos tener unos kilitos demás, y talvez nos guste menos llamar la atención en las partes más rellenaditas, centrar la atención en un lindo escote podría funcionar.

    También es importante que el color que elegimos sea adecuado, hay colores que aportan luz a nuestras facciones, transmiten emociones, y estilizan nuestra figura.

    Los accesorios que estén cerca del rostro deberían ser de colores de nuestra paleta personal, hay colores para cada tez y que nos ayudan a a equilibrar nuestras proporciones corporales, si logramos identificar cuáles son, complementaríamos nuestro outfit perfectamente.

    La clave de cualquier proceso de nuestras vidas es aprender a transitarlo en armonía con nosotras mismas, vamos a conocernos más y asimilar los cambios con actitud positiva.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: