No hay soluciones mágicas

  • El proceso para lograr un cuerpo cómodo y una vida saludable no es perfecto.

    Compartir:

    Me pareció interesante en este primer artículo poder mostrarles un poco quien soy y cómo encaro el camino a una vida más saludable; espero que este espacio nos sirva para nutrirnos mutuamente. Soy licenciada en Nutrición y especializada en la Universidad Favaloro de Buenos Aires. Mi desafío principal como profesional es ayudarles a encontrar el equilibrio para lograr una alimentación saludable y un cuerpo cómodo.

    Té para bajar de peso en forma rápida” dejaba leerse un cartel en la calle, que me remontó a un período de mi vida en el que tenía una relación complicada con mi cuerpo: la adolescencia. Me vino a la mente la cantidad de intentos fallidos por adelgazar que protagonicé, fue una época en donde me frustré una y otra vez por la imposibilidad de cumplir con una “dieta”, porque tenía hambre.

    Nunca fui buena siguiéndolas y ninguna me resultó a largo plazo. Me costó encontrar la manera de amigarme con mi cuerpo y puedo asegurar que no lo conseguí con una de estas supuestas soluciones mágicas, que vienen en batidos, tés, productos que “derriten” grasa y aparatos vibratorios que modelan el cuerpo, o dietas estrictas que hacen pasar hambre y te aíslan de la vida real por citar solo algunos. Lo hice cuando hallé el balance ideal entre alimentación, el manejo de mis emociones y actividad física. En fin, cuando dejé de hacer dieta, hubo un clic interno y los muchos años de estudio de nutrición contribuyeron.

    Considero importante aclarar que no soy una mujer flaquita con cuerpo de pasarela, sino una persona que se acepta tal cual es, más aún después de haber sido madre hace casi 6 meses, y que encontró el equilibrio en su vida.

    Haber llegado a un peso saludable me habilita a advertir que no se dejen llevar por recetas que prometen más de lo que pueden conseguir y a recomendar buscar una motivación para iniciar cualquier dieta.

    Como profesional y como una persona que atravesó por crisis con el cuerpo y una cierta enemistad con la comida, considero importante investigar sobre los pasos a seguir para bajar de peso y tener bien definido los objetivos, motivarnos diariamente. Además, es fundamental aprender a diferenciar entre el hambre y la ansiedad, así como identificar aquellos alimentos que nos descontrolan.

    Por último, debemos entender que las soluciones mágicas no brindan una solución a largo plazo, hay que tener claro que el proceso para lograr un cuerpo cómodo y una vida saludable no es perfecto, habrá tropezones pero el secreto es la constancia y estar bien asesoradas.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: