Día D

  • Llega el gran día. La jornada en la que los electores nos convertimos en las personas mas importantes. Tenés en tus manos el destino de nuestro país, y está en vos decidir como nos irá en los siguientes 5 años.

    Compartir:

    elecci

    Gran responsabilidad la que te toca. Te hablo a vos porque en las Elecciones Generales no puedo votar ya que aún conservo mi nacionalidad coreana, así es que más que nunca quiero pedirte que elijas, que lo hagas a conciencia y al entrar al cuarto oscuro pienses en todos los que no tenemos la chance de votar, pero vivimos, trabajamos y producimos para sacar al Paraguay adelante.

    Imagino que en este poquito mas de un año de campaña electoral pudiste escuchar las propuestas y la simpatía ya la gano alguno de los candidatos. No te los voy a nombrar, vos sabés que pasóen todo este tramo. Venta de tierras, renuncia de funcionarios, cambios en los poderes del Estado, compra de propiedades, amores y desamores, amnesias políticas y abrazos que jamás imaginamos podríamos ver en esta vida. En fin, todo en el tramo previo a los comicios.

    Quizás los políticos piensan que aun pueden convencernos con la galleta y el vaka’i. Estos son otros tiempos. Hay una enorme masa de gente sobre todo joven «pensante» a la que no le interesa votar por un color para todos los cargos cual «organización obediente y no deliberante». ¡No! Nuestra juventud actúa,  interviene como sociedad civil y ya le dio varios «estate quieto» a los gobernantes de turno, demostrando su fuerza y su capacidad de organización.

    Que nuestras autoridades se saquen de la cabeza el chip del «llego al poder y puedo hacer lo que quiero». Que entiendan que si no actúan como corresponde de verdad les vamos a reclamar desde los medios, desde las redes sociales, en las calles. Que sepan que no podrán dormir tranquilos.

    Te ruego que participes en las elecciones de este domingo. No dejes que otros decidan por vos. Confío que en el momento de marcar la papeleta vas a pensar en tus hijos, en tus padres, se que querés lo mejor para ellos. Yo no pierdo la esperanza, se que podemos estar mucho mejor de lo que estamos. Somos un gran país con gente sacrificada y laboriosa. Elijamos gobernantes que nos merezcan.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: