Consejos sobre cómo limpiar y guardar la ropa

  • Es importante conocer las prendas para poder darle una buena limpieza y que no vayan a estropearse con el paso del tiempo.

    Compartir:

     

    • Lava tus jeans nuevos dos veces antes de llevarlos a la modista. ¿Por qué? Debido a que los pantalones vaqueros siempre se encogerán de largo cuando se lavan.
    • Siempre organiza la ropa en tu placard de claro a oscuro, de izquierda a derecha. Tus ojos seguirán el color y te van ayudar a mantenerte organizada.
    • Sacale los olores a la ropa vintage o de segunda mano rociandola con una mezcla de un chorrito de vodka mezclada con dos partes de agua.
    • Si se te mancha con aceite la cartera. Ponele talco deja reposar toda la noche. Por la mañana, la mancha se habrá ido. Si sigue teniendo la mancha repetí el proceso hasta que la mancha haya desaparecido por completo.
    • Si queres achicar tu armario un 25%, hacete esta pregunta: «¿Si yo estuviera comprando en este mismo segundo, compraría esto?» Si la respuesta es no, fuera que va.
    • Envolve una botella vacía de tu perfume favorito en un pañuelo y guárdala en el cajón de tu ropa interior para un aroma sutil.
    • Para volver a poner un hilo suelto en su lugar, tira suavemente de los puntos de alado, así como arriba y abajo.
    • Siempre manda a la tintorería tus abrigos antes de guardarlos, y colgalos en perchas de cedro dentro de bolsas de tela. Esto preserva el tejido y mantiene las polillas a distancia.
    • Nunca pongas tu traje de baño en el lavarropas. La máquina puede dañar la malla y hacer que pierda su elasticidad. La única excepción es al final del verano o las vacaciones, lava tu traje de baño en una bolsa de lavado de ropa interior en el ciclo suave con un poco de Woolite. Pero sólo después de haberla usado muchas veces.
    • ¿Confundida acerca de la configuración de lavandería? Acordate de esto: Cuanto más caliente esté el agua, mas limpia quedará la ropa . Mientras que el agua tibia es suficiente para la mayoría de ropa, la ropa de cama y ropa blanca sucia se lavan mejor en agua caliente para eliminar los gérmenes y la suciedad fuerte. El agua fría se utiliza generalmente para prendas delicadas.
    • Nunca te pongas una prenda inmediatamente después de plancharla, ya que esto puede causar nuevas arrugas. Dejá que repose durante cinco minutos para fijar la prensa.

    Cómo cuidar la ropa

    • Las amantes de los jeans (o sea la mayoría) saben que un jean nuevo puede tardar hasta seis meses en amoldarse, es mejor entonces no lavarlos por un buen tiempo. ¿Por qué? Bien, los Jeans realmente se amoldan a nuestro cuerpo, y cuando se los lava, pierden esa forma. Lávalos sólo cuando estén manchados o cuando empiecen a embolsarse. Para quitarle los olores, colgarlos en el baño mientras te estás duchando o ponelos al sol durante un día o dos.

    Cómo cuidar un traje

    • Espera un tiempo antes de llevarlo a limpiar a la tintorería. En el taller le dan a los trajes una serie de volúmenes con la plancha que son específicos para cada persona, para su tipo de cuerpo, y si no se plancha correctamente se pierden, por eso es mejor ‘tardar’ en llevarlo a la tintorería.
    • No lo lleves a limpiar más que una o dos veces al año. A no ser que sea necesario por sudor o una mancha, es mejor no exponerlo innecesariamente a la abrasión de este proceso.
    • No siempre es necesario recurrir a la tintorería. Dependiendo de lo que el traje necesite, podes hacerlo en tu casa: Si vas a plancharlo, protege la tela con un paño, así vas a evitar los brillos. Otra opción es el vapor del baño, perfecto para arrugas chicas.
    • De lo que sí que hay que estar pendiente es de eliminar los olores del traje, que no es algo complicado de hacer. Sólo tenés que “airearlo” sacándolo en algún lugar abierto. Si no es un traje que usas mucho, lo mejor que podes hacer, es guardarlo en una funda de tela para evitar el polvo y las polillas”.
    • Es recomendable no abrocharlos. Aquí la explicación: “Las prendas están confeccionadas para tener un volumen y si al colgarlas las abrochas al estar en plano se va a doblar y se van a marcar. “Lo mejor cuando ponemos nuestro traje en una percha es dejar el saco desabrochado y que los laterales se crucen”. Cuando sea la hora de guardarlo en el placar también debemos prestar atención a qué perchas utilizamos.
    • Las más recomendables para colgar el traje son aquellas que tienen volumen en los hombros: “Si usas unos modelos muy planos lo único que vas a conseguirá es forzar las coronas de las mangas y se aplastarán. ¿El resultado? El traje ya no te va a quedar bien”. También es importante prestar atención y tomarnos nuestro tiempo para colocarlos bien en la percha. Esto va a evitar que, cuando los vayas a necesitar, aparezcan arrugas indeseables. Acordate que las solapas deben de estar siempre en su posición natural, ni levantadas ni arrugadas.

    Cómo cuidar una camisa

    • Lavala en agua fría antes de ponértela por primera vez. “Eso le quitará el apresto que tiene”, (además, te va a obligar a plancharla, ya que las arrugas por las marcas de cómo estaba doblada en la tienda no quedan nada bien).
    • Lavala del revés. Sobre todo si tiene estampados para proteger el dibujo de la camisa. La mejor forma de lavarlas es a mano y repasando bien puños y cuellos. Pero entiendo que esto puede ser poco posible. Desabrochalo antes de meterlo en la lavadora.
    • Para asegurarle una vida más larga a la camisa (incluso los del cuello). Esto evitará todo tipo de desgarros o problemas con los botones. Por su puesto, si te arremangaste la camisa, nunca la metas así, y si tiene ballenas removibles, sacaselas.
    • A la hora de planchar una camisa es importante que ésta no esté completamente seca. Si así sucede, humedécela un poco. En algunas casas incluso se cierran todas las ventanas de la sala donde se plancha para mantener más la humedad.
    • Para que la camisa dure más en el tiempo debes plancharla poniendo un paño húmedo entre ella y la plancha para evitar brillos. Si apenas las sacas del lavarropas, cuando todavía están bastante húmedas, sacudilas con fuerza, se van a marcará menos las arrugas y conseguirás que el planchado sea mucho más fácil. Si no tenes suficiente lugar Es mejor colgar las camisas de vestir en perchas y doblar las sport. Y otro truco: al colgarlas de la percha, abróchales el primer botón para proteger la forma del cuello.
    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: