Como lidiar con el sabelotodo de la oficina

  • Consejos para mantener el entorno laboral en armonía.

    Compartir:

     

    Algunas cosas nunca cambian. Acordate de cuando eras chica, y siempre había una de tus compañeras que parecía tener la respuesta para todo. Era molesto en aquel momento y  sigue siendo muy  molesto ahora de  adulta, especialmente en un entorno de trabajo.

    Era bastante fácil  evitar a la sabe lo todo  en el recreo. Sin embargo, en un entorno profesional, no es tan simple.

    Si te topas con él  o la sabelotodo de la oficina, intenta estas  estrategias para hacerle frente.

    Ignóralo con educación

    • Cada vez que te ofrezcan  su ayuda, sonreí amablemente y simplemente seguí adelante con lo que estás haciendo. A veces podes actuar como la que no  escuchas lo que te está diciendo, otras podes levántarte  de tu escritorio  durante unos minutos hasta que pierda el  interés.
    • Si tu compañero/a  sabelotodo tiene tu mismo nivel profesional y no te está  ofreciendo  ningún consejo valioso, intenta  cambiar de tema de manera  cortes  o pedile disculpas y anda a ver a  la contadora. Cualquier cosa para distraer a este colega y su  omnisciencia es útil. Con el tiempo, se va a dar cuenta  que sus consejo están cayendo en un saco roto.

    Aguantalo con educación

    • Pero qué pasa si la persona sabelotodo es  tu superior, tu jefe por ejemplo. El manejo de la situación se vuelve un poco más complicada. Se supone  que tu jefe  debería saber de  todo, o ¿No? Sin embargo, hay algo en la manera sobre como trasmitir  el conocimiento que hace  la diferencia entre ser un mentor y ser un dolor de cabeza.
    • Si tenes un jefe que sabe hasta como lavar la ropa de tus hijos. Y mientras estas trabajando en un asunto delicado te habla  por encima del hombro  diciéndote que haría lo mismo de otra manera, anda a dar una vuelta a la manzana y baja dos cambios.  No podes  ponerlo en off. La única opción que te que queda es bastante incomoda, tenes  que soportarlo.
    • El trabajo no siempre es divertido o justo, lo que significa que a veces tenemos que hacer cosas que no nos gustan para llegar a una meta.  A lo mejor tu jefe necesita  sentirse como tu mentor y aunque muchas veces termines haciendo las cosas a tu manera, trata de que el sienta que hizo su trabajo  como  como director y mentor. Sin duda cuesta mucho, pero de esta manera  todos ganan.

    Seguramente te encuentres en tu carrera, con algunos sabelotodo, y si bien pueden ser muy molestos, trata de  que no te arruinen  el día. Seguí estas pautas  y vas a estar mejor preparada para manejar esta situación como una adulta.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: