Cómo hacer que los chicos coman sano

  • Consejos para una alimentación equilibrada.

    Compartir:

     

    Como decía Einstein «El ejemplo no es la mejor manera de influir en los demás, es la única»

    Se vio en varios estudios a través de los años que el rol que juegan las madres en la formación de hábitos en sus hijos es sumamente poderosa por ello es importante que los hijos vean a sus madres comer sano y ser activas para que ellos también lo sean.

    Es de suma importancia ocuparnos de la alimentación así como nos ocupamos de llevarlos al médico o enseñarles a leer, requiere la misma paciencia y dedicación. Cocinar para nuestros hijos aunque sea por las noches a la hora de la cena no es difícil e incluir vegetales en su menú tampoco lo es.

    Sólo hay que usar la imaginación y pensar que seguramente lo que a nosotros nos parece delicioso, a ellos también puede resultarles delicioso. Pero para que eso ocurra hay que tener paciencia.

    Elementos claves

    • Comer variado: Es importante incluir en su dieta diaria alimentos de todos los tipos, colores, sabores y preparaciones culinarias. los chicos forman sus hábitos alimentarios durante los primeros tres años de vida.
    • No desistir ante la negativa a aceptar un nuevo alimento: Neofobia (es el miedo a la incorporación de nuevos alimentos en la dieta, este es un trastorno muy frecuente que suele darse entre los niños, se niegan a comer alimentos que no conocen y que no han probado nunca, a pesar de lo necesarios que son para su adecuado desarrollo)
    • Respetar los signos de saciedad: los adultos sobreestimamos las porciones de los chicos (agrandamos la porción, agregagamos demás sal o azúcar).
    • Hay que tener en cuenta que los adultos son los que deciden cuándo y qué se come, y los chicos, cuánto.

     

    Cuando comienzan a ir al colegio los chicos comienza a formar su personalidad y a elegir lo que le gusta comer, y empieza a rechazar alimentos que antes compian sin problemas. Pero si se los chicos comieron de todo e incorporó buenos hábitos esta etapa luego pasa y es muy probable que vuelva a comer con normalidad luego de un tiempo. Los hábitos aprendidos temprano en la vida no suelen perderse.

    Algunos consejos:

    Si le dicen no a un nuevo alimento: la idea es insistir pero en forma sutil sin forzarlos ya que la idea no es que rechacen por tanta insistencia, hay que volver a probar al día siguiente y al siguiente y si sigue diciendo que no, se suspende y al tiempo se vuelve a intentar. Está comprobado que hay que insistir entre 10 a 15 veces, quizá más, para que se acostumbre el paladar.

    Es muy importante que los chicos se involucren en la preparación esto va a ayudar que se sientan familiarizados con los alimentos nuevos. Pueden ir hablando de los colores, las texturas y sabores de los alimentos que están manipulando.

    Un dato fundamental: darles alimentos nuevos cuando tengan hambre. Debería ser lo primero que coma ya que si primero come lo conocido ya no quiera probar nada nuevo.
    Es importante respetar la preferencia de comidas. Puede haber ciertos alimentos que tu hijo/A no va a comer sea la forma que sea como le presentes. Es normal.  La idea es darles otros alimentos del mismo grupo en otra comida, por ejemplo no come banana pero si come otras frutas.

    Ser un buen ejemplo es clave. Los chicos aprenden de lo que ven y no precisamente de los que se les dice verbalmente, hay que comer los alimentos que querés que ellos prueben.

    No usar premios por comer. No dar premios usando alimentos por portarse bien porque estás enseñando que hay alimentos de primera y de segunda categoría y de pasada le enseñas a gratificarse a sí mismo con comida.

    Nada de castigos. Evitar usar frases como “Si te portás mal no hay postre”

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: