Reflexiones sobre ser madre

  • Trataré de no herir susceptibilidades.

    Compartir:

    ¿Qué es ser madre? ¿Hay que ser madre de los hijos o incluye al marido? ¿o hasta a los hermanos, cuñados y sobrinos? Personalmente me siento buena madre , que es diferente de una Madre Buena.

    La primera entrevista con las profesoras del pre escolar y primer grado: las chicas (ya que podrían haber sido mis hijas) me preguntaron: A ver mami, ¿cómo es la disciplina en casa? Les contesto: dictatorial y verticalista. Automáticamente me llamaron Señora.

    ¿Y cómo sería Señora? Simple respondo: a la primera amenazo indicando consecuencias, segundo gritos incluyendo palabrotas, tercero y último si está lejos el/la niñ@, tiro un zapato y si está cerca, zarandeo seguido de la tan anhelada y avisada paliza. Luego de varias horas de estar incómodas, atentas y muy cariñosas, me despidieron.

    Estos chicos son tiranos, te cuestionan todo… ¿Por qué tan temprano, por qué tan tarde? Que ésta comida no les gusta y que el compañero lleva el almuerzo porque la madre abnegada amanece cocinando.

    La culpa es pura y exclusivamente nuestra. Los padres que les tememos, que suponemos que si no les damos todo nos darán la espalda o tendrán traumas por el resto de la vida.

    Personalmente no pienso así y reconozco una guerra interna con mi marido que vino a este mundo a malcriar a mis hijos y hacerme más difícil la tarea.

    Seguiré luchando por lo que creo que está bien, aunque se me interponga y lo prefieran a él. Se perfectamente que si hoy le dan a elegir ellos quedarán con el padre.

    Mientras tanto tengo tiempo para mí, para mis amigas, mis deportes, mis locuras de eco-aventuras, paseos en bici, momentos de spa , masajes, belleza, en pocas palabras me mimo, me cuido (o sea Marta, la mujer fashion casi frívola).

    Porque después, cuando estas hecha un trapo viejo y sola, mirarás atrás y tus hijos se casaron, se fueron y tu marido se fue con una chiquilina muy voluptuosa.

    Es ahí cuando decís: pero yo les cocinaba, pasé horas paseándoles, cuidándoles, planchando, dejando mi vida y ¿ellos me dejan así? Sí, así te dejan porque vos te pusiste el cartel de la Mujer Maravilla, de la Guapita.

    Entonces antes que eso pase tomaré mis valijas, iré a la playa a tomar sol, correr, hacer bijoux y tener un puestito hippie y ¡tomar muchos mojitos! (o sea Marta).

    Luego me llamarán y me dirán: Mamá acá están los nietos y vendré por ellos a malcriarlos de una manera que me van a rogar que me vuelva a la playa.

    PD : por favor no tomarse en serio, solo son disparates míos. Los que me conocen saben mi acidez.

    Achu G.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: