A 6 meses de ser mamá

  • ¿Cuánto puedo subir de peso? ¿Cómo manejo los antojos? ¿Cuánto debo aumentar lo que como?

    Compartir:

    Como mujer fue lo más hermoso y milagroso que viví hasta ahora, tuve un embarazo espectacular sin ningún síntoma más que la panza que crecía y crecía y lo mejor llegó el 3 de octubre de 2012.  Luego de unas cuantas horas de contracciones nació Nicolás por parto normal… acá quiero contar como viví este momento único que tomo como un privilegio femenino.

     

    Tal es la mala fama que tiene el parto normal que durante toda mi vida le tuve terror a ese momento con solo imaginarme. Una vez que quedé embarazada me informé lo suficiente como para decidir que tenía que experimentar esa experiencia y vencer mis miedos porque eran más lo beneficio para mi bebé. Busqué un ginecólogo que estuviera convencido igual que yo,  que íbamos a llegar a un parto normal y no a una cesárea cosa que no fue fácil, aparte me preparé con una experta en partos normales y gimnasia para embarazadas. Estoy convencida desde mi lugar que mi predisposición y mis ganas fueron determinantes para que todo se diera.

     

    Una vez vivida la experiencia les tengo que recomendar que siempre que se pueda y no haya riesgos para la madre o el bebé está es la forma más maravillosa de traer al mundo a nuestros hijos!

    Por otro lado, también me veo en la obligación de contarles que durante el postparto las cosas se complicaron un poco ya que me fue difícil lograr el equilibrio entre Nico y el trabajo con las pocas horas de sueño y el cansancio acumulado durante varios meses, pero puedo decirles que, por suerte, luego de un arduo tiempo de adaptación, pudimos encontrarle la vuelta.

     

    Desde mi embarazo, aumentó considerablemente la cantidad de mujeres con planes de tener un hijo, mujeres que transitan un embarazo y mujeres en etapa de post parto y lactancia, me encanta que se sientan identificadas conmigo y acudan al consultorio para programar un embarazo saludable o para recuperar un cuerpo cómodo luego del parto.

     

    Las preguntas que surgen son: ¿Cuánto puedo subir de peso? ¿Cómo manejo los antojos? ¿Cuánto debo aumentar lo que como? Estoy dando de mamar.. ¿Ya puedo comenzar una dieta? ¿Cómo hago para recuperar el cuerpo luego de mi embarazo?

     

    Y las respuestas son:

     

    Durante el embarazo lo ideal es subir entre 9 y 12 kilos para estar dentro de un rango saludable si se inicia el embarazo con peso normal, si existe sobrepeso el aumento debe ser apenas de 7 kilos. Hasta hace poco, la mayoría de las mujeres pensaban que era el momento de libertad absoluta con la comida y es todo lo contrario, está demostrado que mujeres con un aumento excesivo presentan complicaciones durante el parto, también hipertensión y diabetes.

     

    Los antojos del embarazo son como los antojos de cualquier etapa en nuestra vida. ¿A qué me refiero cuando digo esto? Sin bien es cierto que durante esta etapa tenemos una revolución hormonal tenemos que aprender a controlarlos. Es muy importante encontrar la forma de poder canalizar nuestras ansiedades con actividades que no sean precisamente comer.

     

    En esta etapa,  debemos aumentar apenas 300 calorías diarias, esto es igual a 2 bananas y 1 yogur chico descremado. Por supuesto,  teniendo en cuenta que nuestra alimentación debe ser completa y equilibrada. Debemos incluir todos los grupos de alimentos: carnes, frutas, verduras, lácteos descremados, cereales y por supuesto darnos los gustos con los alimentos que nos gustan pero en dosis razonables. Todo aquello que la madre consume o deja de consumir tendrá efecto directo sobre la salud y el futuro del hijo.

     

    Durante la lactancia es el mejor momento para ir recuperando el peso, ya que en esta etapa quemamos calorías extras por la producción de leche, así al igual que en el periodo de gestación a ser fundamental una alimentación debe ser completa y equilibrada. Muchas veces el hambre aumenta en gran medida pero debemos saber que alimentos elegir.

     

    Para poder lograr un cuerpo cómodo va a ser fundamental la paciencia ya que lleva un tiempo al cuerpo volver a la normalidad y también hay que establecer objetivos reales de descenso para no frustrarnos en el intento. La actividad física va a ser un pilar clave en esta etapa y si existe la posibilidad, tratamientos estéticos como electrodos o mesoterapia.

     

     

    ¡Me encantaría escuchar sus experiencias! ¿Qué dudas tienen con respecto al tema?

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: