Tips para cuidar tu cabello 

  • El cabello es uno de los atractivos más importantes en una mujer. Cuidar debe ser una prioridad en todas. Estos tips para los diferentes tipo de cabello, pueden servirte de guía. 

    Compartir:

     

    ¿Cómo lograr que esté siempre vigoroso? El secreto para mantener el cabello en buen estado es una alimentación sana y una buena marca de shampoo. Además, evitar exponer al sol, cuidar del agua caliente, y tener suelto la mayor parte del tiempo.

    Para empezar a cuidar el cabello, primero se debe partir del cuero cabelludo. Unos de los tips más importantes es lavar cada dos días, o pasando un día. Es que si se lava con frecuencia, se puede generar un exceso de sebo que engrasará el cabello. Tené en cuenta que si tenés el cabello grasoso tendrás que lavar más seguido.

    Además, el uso de un buen shampoo es fundamental. Elegí un producto que se adapte a tu tipo de cabello (seco, graso o teñido). Respetá el PH de tu cuero cabelludo.

    ¿Qué tipo de cabello tenés?

    CABELLO OSCURO:

    Es diferente a otros tonos, éste es naturalmente seco y tiende a quebrarse. Cuando se usan químicos , como cuando se tiñe se vuelve aún más difícil mantenerlo saludable. Muchas mujeres con cabello oscuro puede sufrir quiebre y pérdida de cabello.

    Tips:

    – usá una mascarilla huevo. Sólo necesitás una yema de huevo, dos aguacates, media taza de miel y dos cucharadas de aceite de oliva; mézclalo todo hasta formar una pasta.

    Aplicá desde el cuero cabelludo a las puntas y cúbrelo con una envoltura de plástico. Dejá por dos horas o hasta que se sienta dura y enjuagá.

    – Usá un sombrero para protegerlo del sol, pero no mantengas todo el día porque esto provoca que se haga más frágil.

    – Usá un tratamientos con proteínas para reemplazar las que se pierden durante los tratamientos químicos. Si no la reemplazás, tu cabello se volverá débil. Para un tratamiento efectivo de proteínas, añadí un huevo crudo a tu acondicionador favorito y aplicá en el cabello mojado después de lavarlo con champú. Cubrí con una gorra de plástico y dejá secar de 30 a 60 minutos, y por último enjuagá con abundante agua fría.

    CABELLO GRASO: 

    La causa principal del exceso de grasa o sebo, pueden ser factores hormonales o, también, de alimentación.

    – Normalizá la producción de sebo y cuidá el cuero cabelludo. Masajeá delicadamente con una loción especial para cabellos grasos.

    CABELLO SECO:

    Es cuando la secreción de glándulas sebáceas no es suficiente y el cabello se deshidrata y se seca.

    – Usá un champú hidratante y una mascarilla nutriente. Masajeá el cabello regularmente con un cepillo suave. Ayudá a repartir bien la grasa y así darle un poco de vida a tu cabello.

    CABELLO TEÑIDO: 

    – Aclará regularmente el cabello con un producto específico que devolverá el brillo y la luminosidad a tu cabello. También podés añadir el zumo de un limón o una cucharada sopera de vinagre blanco en el último aclarado.

    CABELLO CON FRIZZ: 

    – Si tu cabello es rizado, al final del baño, optá por un último enjuague con cerveza. Lograrás rizos definidos y acentuados.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: