Razones para no compartir tu maquillaje

  • La razón número uno y la más importante es que el maquillaje es de uso único y personal.

    Compartir:

    Así tus amigas más cercanas te pidan con insistencia que les prestes tu sombra de ojos, lápiz delineador o pintalabios, di que no sin pensarlo, podes compartir bacterias en la piel, la boca y los ojos y contraer infecciones severas como la conjuntivitis. La aparición repentina de signos de acné o, peor aún, los desagradables y dolorosos orzuelos en los ojos son otras de las consecuencias de compartir el maquillaje.

    Foto: Pinterest

    ¡Cuidado! Presta atención a los productos porque no todos están elaborados para el mismo tipo de piel. Cada una tiene un pH distinto y unas son más delicadas que otras, así que al usar maquillaje ajeno aumentas el riesgo de padecer reacciones alérgicas.

    Además de los productos, también debes tener especial cuidado con las brochas, pomos y aplicadores en general y lavarlos frecuentemente. Por ejemplo, el pomo de la base se debe lavar por lo menos una vez a la semana, retirando el exceso de producto y si es posible con un jabón desinfectante pero a la vez suave con tu piel.

    Asimismo, tené muy presente la fecha de compra de tu maquillaje pues cada producto tiene una fechad e vencimiento.

    Un consejo

    Si tenes una cita en el salón de belleza para una sesión de maquillaje, siempre exige que los aplicadores estén desinfectados y asegúrate que el cepillo de la máscara de pestañas sea desechable.

    El maquillador debe tener las manos muy limpias y, antes de iniciar, hazle saber si eres alérgica a algún producto o marca específica.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: