Ondas perfectas sin pasar por la peluquería

  • Ir a la peluquería no tiene porqué ser obligatorio, auto-peinarse en casa puede ser posible con los trucos y consejos que EFE propone para lucir, por ejemplo, unas ondas perfectas, flexibles y muy naturales con las que seguro vas a parecer recién salidas de un salón de belleza.

    Compartir:

    Pedir cita, desplazarse y salir de la peluquería, no siempre con el resultado esperado, puede pasar a la historia, la moda es auto-peinarse para conseguir el “look más profesional” pero con el toque personal que nadie mejor que uno mismo sabe darse, según Alba Aliaga, peluquera y experta en producto de ghd.
    Ondas perfectas

    La clave está en la posición de las manos, cómo tomar la plancha es el paso más importante para obtener el resultado esperado. Aliaga hace hincapié en la suavidad con la que se debe deslizar la plancha, evitar que se produzcan “tirones” es esencial para que los rizos queden más naturales.

    La preparación del pelo juega un papel muy importante, ya que se deben utilizar productos especializados que aporten un volumen extra al cabello, además de la separación de los mechones, la peluquera recomienda “hacer particiones por capas”, de abajo hacia arriba y utilizar “cantidades pequeñas de pelo” para que la plancha pueda realizar el “trabajo correcto”.

    Cualquier plancha es válida para hacer las ondas, siempre que sea “estrechita” para que el giro sea más cómodo, aunque ella recomiendan las de ghd, ya que -argumenta- estabilizan la temperatura y nunca se sobrepasa, para marcar “suficiente” el cabello sin llegar a “quemarlo”.
    Marcadas vs naturales

    Para cualquier peinado entra en juego la personalidad de cada una, y también en la ocasión en la que quieras lucir melena. Si se prefieren unas ondas marcadas y con volumen desde la raíz, lo “ideal” es empezar el giro lo “más cercano posible” al cuero cabelludo, para que se produzca esa sensación de volumen.

    Aliaga recalca la necesidad de “tener paciencia” para que el rizo quede completamente marcado desde la raíz hasta la punta, además de realizar los movimientos de forma “horizontal” para aumentar el efecto.

    Si se pretende también conseguir mayor movimiento, debería hacerse “un rizo hacia el lado izquierdo y el siguiente hacia el derecho” y así consecutivamente, con ello el pelo tendrá “más juego”.

    Pero si se quiere conseguir un “look” mucho “más natural” el proceso es el inverso, el marcado debería hacerse de forma “vertical”, no empezar en la raíz, y deslizar hacia abajo.

    Un toque final

    El último paso, es tan importante como los anteriores, en función del resultado que se quiera conseguir se deben “peinar los rizos”, con las manos por ejemplo, “separarlos” para que queden más naturales, o “cardarlos desde la raíz”, sin necesidad de un peine, “tan solo con los dedos”, para obtener todavía un mayor volumen.

    “Un poco” de laca es el toque final para que se fije el peinado y las miradas.EFE

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: