Ojeras: enemigas de la belleza

  • La ojera es la expresión fiel del cansancio y pocas horas de sueño. Existen varios productos de belleza que ayudan a disimularla, pero el secreto está en la buena aplicación.

    Compartir:

     

    Antes de comenzar a usar el corrector y el ilumnidador para las ojeras es importante exfoliar la piel y prepararla. Es que al recibir los productos de belleza, tu piel debe estar limpia y sin impureza. Una vez listas, ¡manos a la obra!

    ¿Cómo neutralizar la zona?

    Las ojeras tienen distintas apariencias, en algunas personas se muestran en color azul, rojo o violeta. Las que tienen la piel muy blanca con ojeras que tienden a ser azul o violeta, tienen que buscar un corrector amarillo.

    Las de color rojo se pueden disimular con un tono verde. Las manchas de sol o las que son marrones desaparecen con un naranja. Conseguir el tono ideal no es fácil, es recomendable consultar con estilistas para encontrar el que más favorezca al rostro. Una forma de buscar el color es aplicando en pequeña cantidad y con tiempo difuminarla.

    Buscando el color

    Una vez neutralizada la zona de la ojera, aplicá el clásico corrector beige que debe ser un tono menos que el de la base que uses. Tené un cuidado especial y que en el afán por aclarar termines eligiendo tonos demasiado blancos que puestos parecen grises.

    Disimular las «bolsas»

    La retención de líquidos y el insomnio pueden provocar bolsas que no es lo mismo que ojeras. En este caso, no es recomendable usar iluminadores sino que apostar todo a los correctores en crema que son los más espesos y los que mejor cobertura tienen.

    Aplicá donde corresponde

    El corrector no solo se aplica sobre las ojeras, también podés poner en la comisura de la nariz y los labios. Además zonas de la frente junto entre las cejas. Es recomendable que uses los dedos dando pequeños toques que esfumen el producto sobre la piel.

    Con desmaquillante suave

    Tené en cuenta que la piel debajo de los ojos es más fina y delicada que el resto de la cara, por eso, a la hora de sacar el maquillaje de esa zona conviene hacerlo con productos suaves que no agredan y que hidraten.

    No abuses del iluminador 

    El iluminador es un producto que puede venir en crema o en polvo que complementa la función del corrector dando luz sobre los extremos de cada ojo. Cuidado con su uso, no termines embarrando más tus ojeras.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: