Las claves para que el sol no dañe tu tatuaje

  • Verano es sinónimo de sol, playa; y por supuesto, un espléndido bronceado. ¿Pero cómo afecta esto a los tatuajes? Te dejamos unos tips para que no pierdan su brillo y color por la acción del astro rey.

    Compartir:

    Sí, todas amamos el bronceado, pero sin embargo es uno de los principales adversarios de los tatuajes. Entonces, si tenés uno (o varios), pero amás el sol, seguí estos consejos para protegerlos.

    En primer lugar, ni se te ocurra exponerlo al sol si se trata de un tatuaje reciente, y tampoco ingreses a la piscina por al menos dos semanas, o hasta que el mismo esté completamente cicatrizado.

    Ahora sí, para quienes ya lo tienen hace un buen tiempo, pueden disfrutar del sol y la piscina, pero con la aplicación del protector solar adecuado. El filtro solar debe ser aplicado 30 minutos antes de la exposición del sol, y luego de estos 30 minutos. Posteriormente es necesario volver a aplicar sobre la piel cada 2 horas.

    El protector solar debe ser como mínimo de factor 45.

    El protector solar debe ser como mínimo de factor 45.

    Es importante utilizar el filtro solar adecuado, y para eso es fundamental observar su índice de FPS, o factor de protector solar. Lo ideal es que sea de 45 o más, y resistente al agua. Para proteger los tatuajes, una buena opción son los filtros infantiles, que son bastante adherentes.

    La mejor protección son las ropas con protección contras los rayos ultravioletas, con FPS 50, pero ¿y el bronceado?

    Por último, la acción del cloro puede ser muy perjudicial para un tatuaje reciente, pero si el tuyo ya tiene un buen tiempo, con la barrera protectora de la piel completa es muy poco probable que dañe su color o brillo.

    Estos son consejos fueron brindados por las dermatólogas Cristiane Gonzaga y Juliana Piquet, para el portal globo.com.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: