Hidratar la piel por las noches

  • Si no tenés tiempo de cuidar tu piel en el día, igual podés hacerlo por las noches. Cuatro son los pasos recomendados para lograr la perfecta hidratación de la piel, especialmente después de los excesos del verano. 

    Compartir:
    La piel está expuesta al calor del sol, a la contaminación y a miles de otros factores que pueden dañar severamente su hidratación. Muchas veces, las mujeres no tenemos tiempo durante el día para cuidarla, por ello, es importante recurrir a la segunda opción de tiempo: por las noches.

    Imagen cedida.

    Es que por las noches es cuando más se debe prestar atención a la piel y dedicarle más tiempo para mantenerla sana, puesto que cuando se duerme la piel descansa, se regenera y todos los procesos de reparación se activan.

    ¿Cuáles son los cuidados básicos?

    1. Limpiar: desmaquillá la piel del rostro (igual aunque no hayas usado maquillaje). Sacá lo que durante el trascurso del día se fue depositando como la polución y la propia grasa que genera la piel. Utilizá un gel limpiador acorde al tipo de piel.

    2. Tonificar: tras la limpieza necesitas refrescar, calmar y tonificar la piel. Las pieles más sensibles necesitan un aporte de frescura para calmar la piel. Para las pieles grasas necesitarán un tónico astringente, que además de calmar ayudará a cerrar los poros.

    3. Exfoliar: por lo menos una vez por semana o cada quince días dependiendo de cada tipo de piel. La piel grasa requerirá cada semana, incluso dos veces en algunos casos. En cambio, una piel seca o fina, cada quince días o una vez al mes.

    4. Hidratar: aplicá la crema hidratante, adecuada a tu piel que ayude a la regeneración y elasticidad. Sólo de esta manera podrás conseguir que la piel se vea bonita y sana. Muchas cremas están especialmente concebidas para ser utilizadas por la noche.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: