Cuidados para los codos agrietados

  • Esta es una de las zonas que más olvidamos cuando hacemos nuestra rutina de belleza, los codos tienden sin embargo a resecarse y a tener grietas.

    Compartir:

    Los codos requieren diversos cuidados para evitar esas antiestéticas grietas que, cuando aparecen, nos desesperan por lo horribles que quedan. Y esto se debe especialmente a cambios de temperatura, el aire frío o seco, pero también el calor puede resecar la piel.

    Foto: Zoe Torres

    El uso de algunos geles o nuestra propia alimentación pueden tener impacto en el aspecto de esta zona que, al no ser de las más visibles, recibe en general menos cuidados.

    A continuación te proponemos algunos consejos para tratar esas grietas de manera natural:

    • Si mezclas azúcar con jugo de limón y miel (su contenido en fructosa, la glucosa y ácidos alfa-hidróxidos garantizan una perfecta exfoliación además de una buena hidratación), conseguirás una loción que se ha de retirar tras un tiempo con agua de los codos. Lograrás una pura suavidad, además de una hidratación profunda.
    • Quizá no lo sabías pero el mamón es un exfoliante idóneo para la zona de los codos. Además de hidratar la zona, te ayudará a blanquearla. Úsala también para los talones secos, es una de las frutas exóticas con más usos posibles.
    • El azúcar moreno mezclado con aceites de coco y de almendra (ideal para las pieles más secas) también hidratará la zona.
    • Aplicá aceite de jojobá. Su poder antibacteriano y antifúngico ayuda a curar los cortes y las magulladuras, además de prevenir las escamas. Cura de forma rápida y es uno de los pequeños milagros naturales, como el aloe vera, para conseguir una piel sana.
    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: