¿Conocés todo sobre la pestaña postiza?

  • Las mujeres amamos pintarnos los ojos, en esta nota te contamos todo sobre las pestañas postizas.

    Compartir:

     

    El rostro de la mujer, al igual que la vestimenta y las uñas, siempre debe lucir radiante. Ante un acontecimiento formal e informal, es imprescindible tener presentable los labios y los ojos.

    Las pestañas postizas ayudan a que los ojos resalten ante la mirada de todos. La revista Mujer hoy, asegura que “la pasarela, la alfombra roja y las firmas de cosméticos convirtieron en tendencia para que lucir una mirada de infarto”.

    Tips para saber qué clase elegir

    – Individuales: este tipo de pestaña tiene un aspecto más natural. Pero es más complicado de usar ya que están diseñadas para que no se note que se llevan puestas, son ideales para crear un look natural y sutil. Lo bueno es que si se cae una, nadie se dará cuenta de que es postiza.

    – Grupos: es un poco difícil de pegar pero es una manera sencilla de conseguir que las pestañas parezcan más largas y voluminosas. Consiguen reavivar unos ojos cansados simplemente aplicando unas pocas en el ángulo externo de los ojos.

    – Tiras: generalmente de distintas longitudes, pegadas a una tira larga pero pueden cortarse en fragmentos mas pequeños, su aplicación resulta más sencilla que la de otros tipos de pestañas. La pega es que no resultan muy convincentes, sobre todo cuando se pegan en el ángulo interno del ojo.

    Lo que consigues con ellas es lucir unas pestañas espectaculares. Para que no se note que son postizas puedes optar por tiras poco pobladas.

    Para lograr efectos convincentes también existen tratamientos y trucos caseros

    Poné la línea de pestañas sobre tu ojo, justo donde vas a colocarlas y medí la longitud de esta zona. Sujeta con el dedo por la medida justa y corta las pestañas sobrantes.

    La longitud ideal debe empezar unos milímetros después del lagrimar y nunca debe ser más largo que la longitud real de tu pestaña postiza.

    Sujetá la línea de pestañas con unas pinzas para depilar por el extremo exterior de las mismas. Una vez estén sujetas coloca una base, ni muy fina ni muy generosa, de pegamento en la línea de las pestañas postizas.

    Con mucho cuidado pega el extremo exterior de las pestañas postizas al extremo exterior de tu línea natural de pestañas. Una vez que ya lo tengas fijado y bien sujeto con el dedo a modo de pinza, comienza a pegar el resto de la línea de pestañas.

    Cuando ya tengas las pestañas postizas colocadas sobre tus pestañas reales comienza a presionar con el dedo, uniendo lo máximo posible las pestañas postizas a las naturales. Presiona hasta que el pegamento haga efecto y se seque un poco.

    El último paso es maquillarlas e intentar disimularlas lo máximo posible. Para que no se noten marca con lápiz negro la línea de la pestaña postiza.

    Para finalizar aplicá máscara de pestañas, al llevar unas pestañas que ya resaltan de por sí, con una sola pasada de máscara de pestañas bastará para dar un toque de color a nuestras pestañas naturales y que se integren mejor con las postizas.

     

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: