¿Cómo cuidás tus rizos?

  • Renovar el peinado de vez en cuando, cambia el rostro de las personas. En la nota te contamos cinco errores que no debes cometer al peinar tu cabello con rizos.

    Compartir:

     

    Si tenés el cabello con rulos y querés cambiar de vez en cuando tu apariencia, es importante que selecciones los productos que vas a usar en el cabello. Si bien los rizos tienden a secarse, el tratamiento adecuado después del lavado permite convertirlos en ondas suaves y dóciles.

    Muy por el contrario que el cabello liso, el rizado no está en contacto directo con el cuero cabelludo y por lo tanto tiene poco contacto con sus propiedades suavizantes.

    No frotes con toalla, cuando el pelo esté mojado. Enrollá y presioná con suavidad para retirar la humedad. Usá un peine con púas largas para desenredar tus rizos. Evitá el uso de cepillos porque dividen demasiado los mechones del cabello.

    Cinco errores que se cometen:

    1. No confundas el tamaño: no todos los rizadores son iguales. Según los rizos y el tipo de cabello usá el cilindro del rizador. Si tenés el pelo corto, deberás usar uno más pequeño (dos centímetros aproximadamente) y con él lograrás bucles de menor grosor. Si es largo, más grueso (3,5-4 centímetros aproximadamente) obteniendo así tirabuzones de mayor tamaño. Y si lo tuyo son las ondas grandes, elegí un cilindro de cinco centímetros.

    2. Rizar mechones muy grandes: corres el riesgo de dejarte zonas lisas o focalizarte en algunas zonas de la melena. Para que el rizado sea perfecto, separá tu melena en pequeñas secciones, sujetá con pinzas. Lo más fácil es empezar por las capas de más abajo (las que están cerca del cuello) para ir subiendo hacia la coronilla.

    3. Usar demasiado calor: usá solo el calor que necesites para rizar tu cabello, no más. Así evitarás futuros daños. Si tenés fino o frágil, usá la temperatura más baja del rizador. Evitá los secadores que solo disponen de dos posiciones: “on y off”.

    No mantengas tu cabello en el cilindro más tiempo del necesario, algunas veces, de cinco a diez segundos es suficiente. Probá con un calor bajo y rizados rápidos para conseguir la temperatura adecuada que dañe lo menos posible.

    4. Rizar en la dirección incorrecta: Para enmarcar el rostro, el rizo no debe ir hacia la cara sino hacia afuera. Cuando estés con el lado derecho, rizá hacia la derecha. Cuando te pongas con el izquierdo, hacia la izquierda.

    5. Con pelo mojado: rizar con el cabello mojado daña más rápido. Antes de proceder, secá completamente.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: