Autismo y relación con abusos a la madre en la infancia

  • Mujeres víctimas de abuso físico, emocional o sexual durante la infancia son más propensas a tener hijos con este problema.

    Compartir:

     

    Según un nuevo estudio realizado por un equipo de la Escuela de Salud Pública en la Universidad de Harvard, en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, las mujeres que han sufrido abuso físico, emocional o sexual en la infancia son más propensas a tener hijos autistas.

    La investigación, llevada a cabo por Andrea Roberts, Alberto Ascherio, Marc Weisskopf, y Kristen Lyall, ha llegado a esta aseveración después de examinar los datos de más de 50.000 mujeres. Este estudio es el primero en el que se ha explorado a fondo la relación entre la exposición de la madre a abusos en su infancia y el riesgo de autismo en sus hijos.

     

    A fin de cerciorarse mejor de esta relación entre la exposición de la madre a abusos en su infancia y el riesgo de autismo en sus hijos, el equipo estudió nueve factores de riesgo asociados al embarazo, para ver si estaban relacionados con un mayor riesgo de tener un niño autista en mujeres que sufrieron abusos en la infancia. Los investigadores encontraron que las mujeres que habían sufrido abusos en la infancia tenían un riesgo más alto para cada uno de los factores de riesgo asociados al embarazo que fueron examinados.

     

    Una posible explicación para este fenómeno, según el equipo de investigación, es que algunos efectos a largo plazo que el abuso tiene sobre sistemas biológicos de las mujeres, tales como el sistema inmunitario y el sistema de respuesta al estrés, son responsables del aumento en las probabilidades de tener un niño autista. Se sabe que el abuso infantil está asociado con una amplia gama de problemas de salud en la persona que lo sufre, incluyendo problemas en la salud mental tales como depresión y ansiedad.

     

    Sin embargo, explica el sitio Noticias de la Ciencia, se necesita investigar más antes de poder afirmar rotundamente que esa es la explicación al fenómeno observado, tal como advierten los autores del estudio.

    ¿Qué es el autismo?

    Según el Instituto Nacional de Transtornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares,  el trastorno del espectro autista (ASD) es una gama de trastornos complejos del  neurodesarrollo, caracterizado por impedimentos sociales, dificultades en la comunicación, y patrones de conducta estereotípicos, restringidos y repetitivos.  El trastorno autista, a veces llamado autismo o ASD clásico, es la forma más grave de ASD, mientras que otras afecciones a lo largo del espectro incluyen una forma más leve conocida como síndrome de Asperger, una afección rara llamada síndrome de Rett, el trastorno de desintegración infantil y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado (generalmente conocido como PDD-NOS).  Aunque ASD varía significativamente en carácter y gravedad, se produce en todos los grupos étnicos y  socioeconómicos y afecta a todos los grupos etarios.  Los expertos calculan que tres de cada seis niños de cada 1,000 sufren de ASD.  Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de tener ASD que las mujeres.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: